Según relata el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso , los hechos ocurrieron en (Albacete) sobre las 15,30 horas del 16 de septiembre de 2015.

La acusada se encontraba en su casa, junto a sus hijos, y comenzó una discusión con su hijo, en presencia también de la hija.

En un momento dado, con ánimo de menoscabar la integridad física del joven, la acusada le golpeó y le propinó un mordisco, causándole lesiones consistentes en hematoma en el bíceps izquierdo, y laceración costal y dorsal, de las que tardó en curar tres días.