Al primero de su lote lo ha recibido el jerezano de capote muy aseado. Cuando entra al caballo lo hace con la cara arriba y con poca entrega. El tercio de banderillas ha sido muy vistoso colocando Padilla tres pares de excelente ejecución. En el último tercio se lo ha llevado doblándose con él hasta los medios. La faena en redondo la ha iniciado al natural, pero con poco éxito al faltarle un tranco al toro. Ha cabeceado mucho, derrotando en la muleta con hachazos. En general ha sido un toro con poca clase. Cuando ha entrado a matar también ha subido la cara arriba, pero Padilla le ha propinado una gran estocada. Silencio para Juan José Padilla.

El cuarto de la tarde lo ha recibido el “Ciclón de Jerez” con dos largas cambiadas de rodillas desde el tercio, seguidas de una serie de verónicas muy ovacionadas en los tendidos. El toro ha apretado mucho en el caballo, metiendo la cara abajo del peto y empujando. Tras tomar una vara, le ha hecho un quite por chicuelinas y una media muy torera. Vuelve a poner banderillas con una excelente ejecución, colocando el último par al violín. La faena de muleta la ha iniciado de rodillas desde el tercio y, tras dos tandas buenas con la derecha, se pasa la franela a la mano izquierda. Ha toreado con gusto y sabor, arrastrando al toro hacia a fuera. Termina su faena con una serie de molinetes antes de entrar a matar. Tras un pinchazo, le coloca una estocada de excelente ejecución. Una oreja para Padilla.

“El Fandi”

El segundo de la tarde lo ha recibido “El Fandi” con una larga cambiada, pero el toro se le ha frenado y no ha podido estirarse con él a la verónica. Al toro le ha faltado fijeza, yendo y viniendo a todo lo que se movía en el ruedo. Con un solo picotazo del picador que guardaba puerta, David, ha cambiado el tercio. Tercio de banderillas espectacular por parte de “El Fandi”. La faena la ha comenzado de rodillas desde los medios, seguidas de dos tandas por la derecha, pero sin transmitir nada. Con la mano izquierda ha logrado meter al toro en la canasta, premiándolo con aplausos en los tendidos. Al final de la faena el toro se ha rajado y buscaba tablas. Una estocada muy desprendida, hace doblar al de Jandilla. Una oreja, tras petición del público.

El quinto de la tarde lo recibe con dos largas cambiadas desde la raya del tercio. Toro muy voluminoso de Jandilla con 598 Kg. de peso. Con chicuelinas al paso lo pone en suerte para entrar al caballo y, tras un puyazo y un quite por lopecinas, cambia el tercio. Gran par de banderillas del torero granadino, corriendo hacia a tras con gran velocidad. El toro no termina de tomar la muleta con alegría, venciéndose un poco por el pitón derecho. Toro muy soso en su embestida, sin tomar con clase el engaño. Seis pinchazos y un descabello ha tenido que emplear David para matar al último de su lote. Pitos en el arrastre para el toro y silencio para “El Fandi”.

Miguel Ángel Perera

Antes de que saliese el primero de su lote, el torero extremeño ha recibido una gran ovación por parte del público de Albacete, por su gran faena al toro del indulto del pasado martes. el tercero de la tarde a la arena albaceteña y, tras una vara y un quite por tafalleras y revolera, cambia el tercio. Ha sido una gran faena por parte de Perera, poniendo al público en pie. Toro que le ha acompañado tomando la muleta con clase y entrega. Con la mano izquierda ha llegado la locura al público, toreando Perera muy despacio y con mucha torería. Tras una estocada en todo lo alto, lo premian con las dos orejas del noble Jandilla.

El que cerró plaza también ha sido un toro a destacar. Recibe una sola vara con la cara por arriba. El toro ha ido de menos a más. El tercio de banderillas ha sido muy desordenado, sin poder ejecutar la suerte limpiamente. El último de la tarde se lo ha brindado al público y, sin quitarle la muleta de la cara, logra una buena serie por el derecho. Mientras que lo toreaba de sensación por ambos pitones, una aficionada en un tendido se ha arrancado a cantar por fandangos. Tarde muy entretenida y torera la que nos ha hecho pasar Miguel Ángel Perera. Una oreja tras una estocada y dos descabellos.