‘Padrino’ de excepción para el acto de clausura y apertura del curso académico 2017/2018 de la . Porque en la vida y en la empresa es importante tener ‘líderes’ como el que tenemos en “nuestro Alba, que va como un cohete hacia jugar la promoción, esperemos que así sea…”, apuntaba el presidente de la Confederación de Empresarios de Albacete, . Un ‘padrino’ que “es puro nervio, es pura motivación y por eso el Albacete Balompié está en la senda de podernos hacer creer que los números salen y obtener metas”, añadía el alcalde de la ciudad, .

Y ese ‘lider’ del Alba que poco a poco nos está haciendo soñar, tiene nombre propio: . ‘Genio y figura’ que no ha dudado ni un momento en ‘jugar’ (con la palabra) en un ‘estadio lleno’ para este evento ‘de primera división’:

“Cuando me lo propusieron, ya sabéis mi lema: entre ir y no ir… pues ir: me quedará la experiencia brutal, en un escenario brutal como el que he visto arriba, es como estar en el Bernabéu, el césped está rapidito, el entorno es fenomenal y espero que la gente al final se lleve una sonrisa en los labios”, nos decía instantes antes del comienzo.

… Pero las sonrisas no han sido ‘una’, sino incontables porque, sacando pecho (como le gusta ir por la vida), se ha entregado hablando desde la experiencia. De cómo es la excepción de quienes han venido a Albacete llorando porque él lo hizo, dice, “contento y dispuesto a disfrutar”; de cómo “la vida es un baile de ilusiones y, si no bailas (tengas la edad que tengas), estás muerto”; de cómo las ‘zonas de confort’ no le interesan; de cómo le marcó una canción de Fito y Fitipaldis en un quirófano mientras le operaban del corazón y, desde entonces, le gusta “bajar a la realidad porque segundo que pasa, es segundo que no vuelve” y porque ‘la vida se nos va como el humo de ese tren…’; de cómo podemos llegar donde sea, pero disfrutando del camino, sin convertirnos en nuestras propias limitaciones:

“Hay cantidad de gente (ya no sólo empresarios) que vamos por la vida un tanto por ciento por debajo de nuestras posibilidades porque hay una cosa muy clara: hay que darse cuenta de que todos somos completos, creativos y estamos llenos de recursos, ¿y qué hace que vayamos al 50%? pues muchos factores que hay que tener en cuenta para ir ‘bien chutado’, al 100%”, nos contaba.

Y al 100% ha estado: el míster del Alba no ha parado, porque él… es así: ‘un loco’ que, quizá por eso, es feliz. Ha cantado, ha reído, ha bailado, se ha divertido, y ha hablado francamente, como a él le gusta. Porque los empresarios (como los entrenadores) tienen objetivos y se les mide por resultados y porque no hay que olvidar que, si estos no llegan, “después de las flores… vienen las macetas”; porque le apasiona gestionar equipos, personas que sienten distinto, que piensan distinto pero que hay que alinear en la misma dirección persiguiendo el triunfo. Porque es valioso llegar al jugador (o al trabajador) a través de la persona. Porque “el 70% de todo está en la mente”, que “es la clave”.

“¿Y si sí?…”. El míster del Alba confía en que si ascendió “con otro equipo que no era mejor que éste… ¿por qué no también con éste?” y avanza que llegó a un pacto con el Señor, que le prometió “cinco victorias seguidas para esta primavera”…

A sus 62 años, le encanta “sacar el niño que lleva dentro”, y “ser Piolín, no Calimero”; porque “todos somos completos, creativos y estamos llenos de talento”; porque practicar el arte de la escucha activa y de la comunicación con un equipo siempre lleva a un éxito en el que, lo importante, es saborear cada parte del camino.

Porque, como dice, puede haber 400.000 entrenadores mejores que él pero, como él, ninguno. Porque siempre hay que atreverse (también en la empresa) y pensar que verdaderamente algo puede ser muy complicado, pero que puede ocurrir… Como el ascenso porque, advierte, “¿y si sí…?”.

De momento, dice que ya lo hizo con otro equipo que no era mejor que éste y, además, que tiene un pacto con ‘el Señor’, que le prometió que en primavera ganábamos cinco partidos seguidos… y, ante eso, sólo se puede decir ‘Amén’.

Pasión, positividad, realidad, energía… son algunas de las cosas que los presentes se pudieron llevar de este encuentro celebrado en la sede de FEDA y que, a buen seguro, ha puesto ‘las pilas’ a los empresarios y empresarias que están próximos a iniciar su andadura en esta Escuela de Negocios ejemplar que comenzó en 2007, con lo peor de la crisis económica, y que ha sabido (y de qué manera) marcar la diferencia en pro de una formación de excelencia.

Artemio Pérez: “El reto tan importante que teníamos para la ciudad de Albacete de hacer proyectos nuevos, se está cumpliendo, y uno de ellos es esta Escuela de Negocios FEDA”

“Nos llena de orgullo tener una Escuela de Negocios de estas características y ser la única Patronal de este país que tiene una Escuela de Negocios; es un proyecto que ilusiona, que llena de vida a esta Confederación y, de alguna manera, el reto tan importante que teníamos para esta ciudad de Albacete de hacer proyectos nuevos, se está cumpliendo, y uno de ellos es la Escuela de Negocios FEDA, apuntaba el presidente de la Confederación de Empresarios de Albacete.

Nuevo curso académico, pues, en el que “es la hora del talento de la inteligencia, de la predisposición a aprender y a colaborar”, un año más, en esta Escuela de Negocios que cuenta con la colaboración de Globalcaja y que, en el curso clausurado, ha titulado a 40 hombres y mujeres que engrosan las cifras de estos once años de andadura:

“Son más de 3.400 personas durante estos diez años las que han podido acceder a esta formación multidisciplinar para poder afrontar los retos del futuro, del mercado, los que depara la propia competitividad, la tecnología y la innovación para con la empresa porque, en definitiva, al final lo que más valor añadido da a una empresa es el capital humano”, ponía en valor el alcalde de Albacete, Manuel Serrano.

Un nuevo curso, un nuevo inicio, un nuevo sueño. El míster había convocado y, una vez más, llevaba razón: entre ir y no ir… fue mejor ir. Y siempre… nos quedará la experiencia.