El subdelegado del Gobierno en Albacete, , ha asistido esta mañana a las V Jornadas de Emprendedores de Castilla-La Mancha sobre Economía y Emprendimiento Social, organizadas por la y por la en Castilla-La Mancha (ADES-CLM).

En la segunda sesión de estas jornadas ha participado como ponente el director Comisionado del Gobierno frente al Reto Demográfico, , con la conferencia “La Economía Social frente al Despoblamiento Rural”, quien ha sido presentado por , en representación de (ADES-CLM).

El subdelegado del Gobierno ha agradecido a Ignacio Molina su presencia y participación en estas jornadas por trasladar al mundo académico de la Universidad, un asunto de enorme trascendencia como el reto demográfico y las estrategias puestas en marcha por el Gobierno para afrontar el fenómeno de la despoblación y las consecuencias que tiene para el mundo rural.

Tierraseca ha subrayado que el reto demográfico debe ser una cuestión de Estado, lo que significa afrontar sus desafíos más allá de los intereses partidistas, y que exige para su eficacia, una estrategia a largo plazo en la que deben estar implicadas todas las administraciones y donde no debe caer en la tentación de ceder ante soluciones simplistas y populistas, con un fenómeno tan complejo.

En este sentido también ha insistido durante su intervención, Ignacio Molina que el reto demográfico solo puede abordarse como un Pacto de Estado por dos razones fundamentales: por su impacto ante el territorio y por su naturaleza legal.

Según Molina, España ha aumentado en la última década en seis millones de habitantes y pese a ello, la mitad del territorio nacional está por debajo de la media, estando fijado el umbral de despoblación en 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado.

“El gran reto demográfico –añadió- no so es solo despoblación, sino también de envejecimiento, coincidiendo muchos mayores en zonas poco pobladas pero que también son ciudadanos y tienen derechos. Este es un problema que se va a ir acrecentando porque España tiene la media de vida más alta de ”.

“Los mayores de 65 años en los pueblos –dijo- los tienen que abandonar, porque no pueden ser atendidos como debieran y eso está ocurriendo en 6.000 pueblos de España”.

Molina recordó que en la conferencia de presidentes, celebrada el 17 de enero de 2017, se acordó una Estrategia Nacional para el Reto Demográfico en la que participan las comunidades autónomas, las diputaciones y los ayuntamientos para abordar de forma conjunta tres grandes problemas: la despoblación, el envejecimiento y la población flotante.

El director Comisionado del Gobierno frente al Reto Demográfico ha explicado que las condiciones que exige esta estrategia nacional son un marco de trabajo claro, un instrumento flexible, una estrategia que incluya planes, programas y proyectos, y políticas estables en el tiempo.

Por último Molina ha precisado que el reto demográfico requiere para ser abordado con éxito cuatro grandes alianzas: la primera una alianza entre el mundo urbano y el mundo rural, la segunda, una alianza intergeneracional, la tercera; una gobernanza en la que se impliquen todas las administraciones públicas y por último una alianza entre el sector público y el privado.