El diputado nacional del PP por Albacete, , ha asegurado hoy que “Page miente cuando dice que le va a poner deberes a Rajoy para que pague 353 millones de € para la Dependencia de Castilla-La Mancha” y ha añadido que “en todo caso, quien tendrá que poner deberes es el un presidente socialista de Castilla-La Mancha cada vez más perdido”.

Molinero dijo que de cara a la próxima conferencia de presidentes autonómicos convocada por “sobra esta cantinela de Page, que se asemeja a los partidos nacionalistas cuando dicen que ‘España nos roba’. Todavía me sorprende la capacidad que tienen algunos para decir mentiras de este calibre”.

El parlamentario nacional explicó que el Gobierno de España ha aportado a la Dependencia 435 millones de € más -en el período 2012/15- que la propia Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, por lo que si la aportación de ambas Administraciones debe ser equitativa, “Page debería aplicarse a la lección”.

Francisco Molinero explicó que las aportaciones del Estado a la Junta están claras, porque hay unas aportaciones que garantizan el nivel mínimo de Protección Social, y hay otras aportaciones no finalistas, procedentes de los fondos adicionales del sistema de financiación de las CC.AA de régimen común (LOFCA). Castilla-La Mancha recibió por estos conceptos 245 millones por un lado y 564 millones de € por el otro, entre 2012 y 2015.

“Por lo tanto, Page miente cuando dice que el Gobierno de España adeuda esa cifra, como también miente cuando presume de haber hecho los deberes. Que se lo pregunten a las más de 3.500 personas que no están valorados y cuyos expedientes duermen en un cajón”, aseveró el diputado nacional.

Para Molinero “todo es una cortina de humo de Page para tapar su maltrato a las personas con dependencia y a sus familias” y añade que ” lo cierto es que el ha dicho que el sistema de a la Dependencia durante el Gobierno socialista (2007-10) fue un desastre, con más de 12.000 personas que figuraban como beneficiaras y que estaban fallecidas, o más de 1.300 expedientes duplicados generando un doble pago, o el IMSERSO no pagaba cuotas de la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales, alcanzando la deuda el importe total de 1.034 millones de €”.