Antonio González, portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento, convocó recientemente una reunión para todos los vecinos en el salón de actos del consistorio, con el fin de informarles sobre la puesta en marcha de la Planta Incineradora de Mercancías Especificas de Riesgo de forma irregular, y comentarles los riesgos que esta instalación tiene para la población expuesta a la emisiones tóxicas.

A esta reunión además de vecinos asistieron representantes de asociaciones como Casco Antiguo de Molinicos, Protección de los Recursos Naturales de la Sierra del Segura y Ecologistas en Acción.

González, después de enumerar las importantes irregularidades en la construcción y posterior legalización de la incineradora, culpó a las autoridades regionales de Urbanismo, Sanidad y Medio Ambiente de ser ellos los responsables de imposibilitar el desarrollo de todo un pueblo, que aunque pequeño, no se merece tragar con la porquería que nadie quiere. Una vez que se ponga en funcionamiento todos los días –dijo- nos tendremos que olvidar del turismo y del desarrollo económico y social del pueblo que estarán en vía muerta. Pero sobre todo, insistió en lo mas importante: la salud de los habitantes que estará en serio peligro.

En contra de lo que las autoridades dicen, no creará riqueza porque sólo hay dos beneficiarios: el promotor que ganará mucho dinero sin crear empleo y el Gobierno Regional que dispondrá de un lugar donde enviar todos los animales muertos, enfermos o sospechosos de serlo y despojos de ganado de toda la provincia de Albacete y alrededores. Como comprenderán, todo esto a costa de truncar el futuro del pueblo no compensa.

Por su parte, el representante de Ecologistas en Acción, Cipriano Escribano, también se mostró contrario a este tipo de instalaciones describiendo los riesgos y el gran peligro que tienen para la salud y el medio ambiente aunque cuenten con todas las garantía y legalidades posibles. Además hizo hincapié en que las normas para la gestión de residuos dicen que éstos, se tienen que tratar y eliminar en el sitio donde se producen y no estar transportándolos de un sitio para otro por el riesgo de esparcimiento de enfermedades y porque los problemas de eliminación y contaminación se suman en el destino final.

Es mucho mejor –dijo- utilizar un tratamiento por digestión anaerobia, con sistemas de bajo consumo de energía, una escasa inversión en maquinaria e infraestructura y que genera puestos de trabajo. Este método de eliminación produce materiales secundarios reutilizables como metano y compost. En resumen, una propuesta de gestión sostenible a largo plazo, acorde con la lucha contra el cambio climático y de desarrollo sostenible.

Ante esta situación todos los presentes coincidieron en la necesidad de actuar de forma contundente ante la administración siendo una de las propuestas de actuación manifestarse en días y lugares que se acuerden con el fin de concienciar y movilizar a toda la población para que de una vez por todas se ponga fin a este problema cerrando la Incineradora para siempre.