El viceconsejero de Administración Local y Coordinación Administrativa, Fernando Mora, ha destacado hoy que desde hace 20 años “Castilla-La Mancha es pionera en transparencia y la nueva Ley será la más comprometida a nivel nacional”.

“Cumpliremos con pulcritud con el mandato ciudadano y, por tanto, con la obligación de dar cuenta a los ciudadanos de todos los actos de la Administración regional y, muy especialmente, del uso y destino del dinero público para evitar así casos de corrupción”, ha enfatizado el viceconsejero.

Mora ha hecho estas declaraciones en la presentación en Toledo del I Estudio de Transparencia Pública y posterior entrega de premios a los Ayuntamientos mayores de 15.000 habitantes y Diputaciones más transparentes de Castilla La-Mancha.

Para el viceconsejero, la accesibilidad de la sociedad a la información de las instituciones públicas debe ser un “hecho real” con el que se cumplirá el objetivo del Gobierno de Castilla-La Mancha de “fortalecer la confianza de los ciudadanos en las instituciones”, a través del impulso al “buen gobierno, la transparencia y la rendición de cuentas de sus actividades”.

Con este firme objetivo, el Ejecutivo regional ha elaborado su primera propuesta legislativa, el anteproyecto de Ley de Transparencia y Buen Gobierno, que el pasado martes el Consejo de Gobierno tomó en consideración y con el que se cumplía el compromiso que el presidente Emiliano García-Page adquirió en su discurso de investidura.

Mora ha resaltado que la transparencia “se ha convertido en un indicador fundamental de la calidad de los gobiernos comprometidos con la democracia”, y ha felicitado a las instituciones premiadas, muy particularmente al Ayuntamiento de Ciudad Real y a la Diputación de Albacete, que han obtenido la máxima puntuación como instituciones locales más trasparentes, en el ámbito municipal y de diputaciones, respectivamente.

“La trasparencia es un instrumento contra la corrupción, y debe ser hábito de todas las instituciones y, muy particularmente de la local, que aquello que se paga con dinero público tiene que estar en conocimiento de los ciudadanos”, ha manifestado Mora.

En este sentido, ha añadido que la credibilidad de los responsables políticos, de los gestores públicos, está sujeta “a proporcionar toda la información que sea solicitada por los ciudadanos”, porque eso es “salud democrática”.

Asimismo, el viceconsejero ha considerado que, ante las situaciones que se están viviendo en los últimos años, los ciudadanos exigen a las administraciones, a los gobiernos y a sus gobernantes “honradez, honestidad y más claridad” y los dirigentes políticos e institucionales ante esta demanda “no puede defraudar a los que han depositado su confianza para gestionar su futuro”.

Ayer el Diario Oficial de Castilla-La Mancha publicó los bienes, ingresos y patrimonio de todos sus cargos públicos, algo que Castilla- La Mancha viene haciendo desde hace veinte años, en lo que se ha llamado política de “bolsillos de cristal” y que ha permitido que nunca en el ámbito de esta Administración regional se hayan dado casos de corrupción.

A este respecto, Mora ha indicado que “no estamos en una época de cambio, sino en un cambio de época” al que las administraciones tienen que adaptarse, ligado además a un “constante cambio tecnológico que lleva consigo una demanda clara de calidad y participación ciudadana”.

Todo ello, ha finalizado el viceconsejero su intervención tras la entrega de premios, debe llevar a las administraciones y a las personas que trabajan en ellas a crear propuestas relacionadas con los conceptos de gobierno abierto, innovación pública y calidad democrática.