Los cabezas de lista al Congreso y al del por Albacete, y , respectivamente, han participado esta tarde en un encuentro comarcal sobre despoblamiento rural en el municipio de Alcaraz, en el que también han participado los candidatos , , además del secretario general de los socialistas albaceteños, .

Previamente la candidatura socialista ha visitado las instalaciones de la Agropecuaria Ecológica (AESA), especializada en aceite de oliva virgen extra ecológico y que el año pasado obtuvo el premio al mejor aceite Bio del Mundo en la Feria Ecológica Internacional Biofach.

El cabeza de lista al Congreso ha explicado que este encuentro comarcal responde al compromiso del PSOE de Albacete de trasladar la importancia del programa socialista a toda la provincia porque “el 10 de noviembre no solo elegimos el sino el modelo de sociedad que queremos para construir el presente y garantizar el futuro de nuestro país y de nuestros pueblos”.

González Ramos ha afirmado que el 10-N rural debe decidir si Gobierna la derecha que siempre le ha ignorado o un , que siempre le ha apoyado.

El cabeza de lista al Congreso ha justificado su afirmación recordando las políticas del PP en Albacete para con los pequeños municipios con la supresión de rutas escolares, el cierre de consultorios médicos, de colegios rurales o Centros de la Mujer, los recortes en los servicios sociales para mayores, hasta incluso la disminución de la seguridad en los pueblos con la reducción de plantillas de la Guardia Civil, esa de la que se les llena la boca -dijo- cuando hablan pero a la que olvidan cuando gobiernan.

“Ha sido el PSOE -subrayó- y un Gobierno socialista el que ha situado como prioridad en la agenda política la despoblación rural y por eso no es lo mismo que en gobierne la derecha de CS que quería suprimir los ayuntamientos menores de 5.000 habitantes, la derecha del PP que les negaba servicios públicos esenciales, discriminando a sus ciudadanos y favoreciendo una mayor desigualdad respecto al mundo urbano, o la ultraderecha de VOX que reduce sus propuestas a la caza y a los toros y se olvida de la agricultura, del papel de la mujer en el mundo rural y del derecho de todos los ciudadanos vivan donde vivan a gozar de las mismas oportunidades”.

González Ramos señaló que el PSOE ha trabajado desde que llegó al Gobierno para hacer frente al reto demográfico y la despoblación rural impulsando el Comisionado del Gobierno frente al Reto Demográfico y creando el Foro Nacional de Despoblación.

Estamos -dijo-comprometidos con el futuro para nuestros pueblos y por eso vamos a seguir aprobando medidas para favorecer el relevo generacional en el campo, el empoderamiento de las mujeres rurales, el impulso de la innovación y la digitalización para fortalecer nuestras empresas agroalimentarias que juegan un papel fundamental en la economía de nuestra provincia y en la fijación de población en el medio rural.

En este sentido anunció que el Gobierno socialista de Pedro Sánchez aprobará para la próxima legislatura una Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico con actuaciones para combatir la despoblación y el envejecimiento.

El candidato al Congreso citó los tres principales objetivos de esta estrategia: El primero, garantizar en el mundo rural el acceso a los servicios públicos y la conectividad física y digital del territorio; el segundo, la generación de empleo, promoviendo el emprendimiento, el trabajo autónomo y reduciendo las cargas administrativas y fiscales; y por último, dar un nuevo impulso al sector agroalimentario, al turismo sostenible de interior y apostando por el fomento de las energías renovables y del tejido industrial asociado.

González Ramos también se refirió a la necesidad de que los pueblos recuperen la sensación de seguridad, después de la pérdida de más de 12 mil efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado durante los siete años de y para ello anunció el compromiso de aumentar las plantillas y ejecutar el Plan de Infraestructuras aprobado en enero de 2019, dotado con 275 millones de euros para las Casas Cuartel de la Guardia Civil.

: Necesitamos un gobierno cómplice con el mundo rural

Por otra parte, el candidato al Senado, Manuel Miranda, subrayó la importancia de estas elecciones porque el reto del despoblamiento rural necesita de una estrategia global, integral y transversal.

De esta forma puso de relieve que “de nada o de muy poco servirán la coordinación de medidas con gobiernos autónomos, ayuntamientos y diputaciones, si el futuro Gobierno que salga de las urnas el 10 de noviembre no es cómplice política y presupuestariamente con el desarrollo rural y el reto demográfico”.

Frente a las escasas e inconexas medidas que aprobó el PP, -añadió Miranda- el PSOE tiene un compromiso con el mundo rural, tiene una estrategia global y voluntad política de desarrollarla, porque si algo define el PSOE es su lucha constante por la igualdad de oportunidades tanto de las personas como de los territorios así como su carácter municipalista.

De este modo el candidato socialista enumeró las principales medidas del programa del PSOE frente al despoblamiento rural como son la aprobación de un Plan Nacional de Desarrollo Rural para revitalizar la estructura social y económica del mundo rural, el fomento de una política de infraestructuras mallar y no radial dirigida a promover la conexión interterritorial con criterios de sostenibilidad, vertebración del territorio, accesibilidad, inclusión social y eficiencia, además de garantizar el acceso a internet de banda ancha a 30 Mps y a 3G, para evitar que la brecha digital sea un nuevo factor de desigualdad en el mundo rural.

Miranda ha hecho hincapié en la importancia de apoyar la agricultura familiar y la economía social como herramientas frente al despoblamiento, por su fuerte vinculación al territorio y su mejor distribución de riqueza y empleo, además de empoderar a la mujer en el mundo rural.

Por esta razón -argumentó- el Gobierno socialista trabajará para buscar el mayor consenso posible en las instituciones europeas de modo que la agricultura familiar esté en el centro de la PAC y sus medidas estén más orientadas a las personas que a los territorios.

Por último, Miranda precisó la necesidad de cambiar la actual financiación local que el Gobierno socialista está dispuesto a acometer, mediante la incorporación de nuevos criterios que determinen el coste de la prestación de servicios, junto con el criterio poblacional y el factor de la dispersión, un elemento fundamental en el mundo rural. Por último, el secretario general, Santiago Cabañero, abogó por el impulso de las políticas de género como estrategia frente a la despoblación rural, además hacer especial hincapié en que este problema no tendrá solución hasta que el mundo urbano no entienda que a ellos también les concierne y les afecta.