El Grupo Municipal Socialista trasladó, a través de su concejal Juanjo Segura, en la última sesión de la Comisión Informativa Municipal de Medioambiente, celebrada ayer, las quejas de los vecinos de la Avenida de la Mancha, en el Barrio Imaginalia, que viven en los portales comprendidos entre el número 245 y el 251, y que desde hace tres años soportan las secreciones de las especies arbóreas plantadas en la acera de esta zona, que ensucian los vehículos aparcados en la calzada y la propia acera, dificultando el tránsito de peatones, pues, además de afectar a la estética de la acera, la cubre de una resina pegajosa.

Este problema, que se puso en conocimiento del Equipo de hace tres años, ha sido ignorado hasta la fecha por , y, ahora, por , por lo que los vecinos afectados también registraron ayer una petición oficial en el Registro Municipal, conminando al Ayuntamiento a solucionarlo.

El problema tiene su origen en que estos árboles, que se corresponden con la especie catalpa bignonioides, segregan, como reacción tras ser atacados por el pulgón, que se instala en sus hojas y brotes, el exceso de azúcares de la savia, originando una resina pegajosa, que es la que está manchando todo el entorno.

Curiosamente, esta especie arbórea solo está plantada en este tramo del barrio, pues el resto de calles alojan otras especies que no ocasionan ningún problema y armonizan con su entorno.

La Catalpa es un árbol foráneo, que no vegeta bien en suelos pobres o apelmazados, como es el caso donde se han plantado, a lo que hay que añadir que no han sido podados correctamente, por lo que sus ramas son demasiado alargadas y con hojas muy grandes sin uniformidad.

Por este motivo, el concejal Juanjo Segura trasladó en el seno de la Comisión de , en primer lugar, la limpieza en profundidad de la acera afectada, y la sustitución de los árboles en cuestión por ejemplares de las especies que están plantadas en el resto del barrio y que no originan ningún problema, por estar mejor adaptadas al entorno en el que se encuentran.