El anteproyecto, que fue publicado este lunes en el boletín de la provincia y al que ya se pueden presentar los estudios de arquitectos que lo deseen, ha sido consensuado, “tanto con los artistas que expondrán allí” como con un arquitecto de “confianza” de la Diputación y con el director del Museo Thyssen de , , tiene un plazo de ejecución de dos meses y un valor de 89.550 euros más IVA.

Entre los criterios que se premiarán a la hora de elegir este anteproyecto, Núñez ha destacado la “reducción del plazo de entrega”, la “mejora del precio” o el “aprovechamiento” del jardín exterior del chalé Fontecha, sede del museo. Además, ya se ha estipulado un valor máximo para las obras, que será de 1.377.583 euros, los equipos que quieran optar a llevar a cabo el proyecto “no podrán sobrepasar ese valor”.

El responsable de la Diputación ha reseñado que “gracias a la colaboración entre administraciones” no será necesaria la creación de fundaciones o institutos, lo que “supone un cambio de forma de hacer las cosas” con respecto a “gobiernos anteriores”. La Diputación provincial será la que asuma el “liderazgo” de la gestión de la obra y otro organismo, como es Albacete, será el que se encargue de la gestión del propio museo.

Francisco Núñez ha añadido que “saben” como quieren que sea el museo y que la reforma “solo debe consistir en una limpieza de espacio para dotarlo de luz”, no quieren “grandes obras faraónicas” sino una “adecuación” del espacio siempre “sin dañar” el exterior del edificio.

Por su parte, Javier Cuenca ha insistido en la importancia de este proyecto que tendrá “un gran impacto positivo en la ciudad de Albacete” y ha asegurado que “posicionará la ciudad como referencia a nivel nacional e internacional en lo cultural, lo económico y lo social”.

Finalmente, Manuel Serrano ha insistido en que el museo “es el proyecto cultural más importante de la ciudad en las últimas dos o tres décadas” y que “este anteproyecto es una realidad” para los que “siembran incertidumbre”.