Este Festival que alcanzó su III edición la pasada noche, se convierte en una referencia cultural para los amantes de la interpretación musical y para el turismo, gracias a su enclave y la apuesta de su Ayuntamiento, fusionando el paisaje serrano de este municipio albaceteño con diferentes géneros musicales, creando para todos los públicos, una mágica noche de entretenimiento con 13 artistas y sus bandas, en rincones bohemios y escenarios singulares, donde la ruralidad se transforma en cosmopolitismo, en una jornada nocturna que finalizó con una gran éxito de participación y que augura un gran futuro para este evento que viaja por el jazz, el blues, o el rock.

La Sierra del Segura ha creado su propia , convirtiendo pequeños espacios de la localidad de Molinicos, en auténticas “Plazas Jackson”, donde el protagonismo lo adquieren los artistas, de forma individual o colectiva, generando un “Birland” newyorkino, fusionando diferentes géneros musicales, en un enclave único, maridando el paisaje serrano de este municipio albaceteño con el jazz, el blues o el rock, y creando para todos los públicos, una mágica noche de entretenimiento, en rincones bohemios y escenarios singulares, donde la ruralidad se transforma en cosmopolitismo.

Para los trece músicos y sus respectivas bandas que han participado en la III edición del Festival “Música en los Rincones”, celebrada la pasada noche, es una oportunidad para la búsqueda de nuevas inspiraciones, mestizando proyectos y armonías, aunando esfuerzos y trabajo para impregnar a este pueblo de algo más de 800 habitantes, de un reclamo y ejemplo de apuesta cultural para luchar contra la despoblación, transformando a los moliniqueños y moliniqueñas, en trabajadores de los míticos clubes “Blue Note”, “Village Vanguard”, o “Green Mill”, y construyendo una ruta musical, que año tras año, recibe una mayor respaldo por parte de visitantes y amantes de la guitarra, el saxofón, el acordeón, el piano y la armónica.

“Nos encanta empaparnos de otros géneros y Molinicos nos ofrece una oportunidad única bajo la sierra y entre serranos y serranas”, afirma María Tomás, integrante del grupo “Yemanyá”, conformado por un trío de violines y dos violas, que repasaron en la Placeta de la Iglesia, grandes títulos de la música clásica con su particular adaptación.

“Tocar a pie de asfalto y de calle siempre me ha inspirado, desde mis comienzos, y este Festival ha sido una excelente oportunidad para llevar mi música a la Sierra”, asegura , exponente de “Kubalajazz” y una de las referencias actuales de la composición albaceteña, internacionalmente conocido por sus giras incluso en diferentes ciudades de Estados Unidos.

Un repertorio y viaje desde el jazz hasta la música tradicional

“Duendes de Ciudad”, Martin Alcahud, “Fusión Flamenca”, , “”, Orquestina “”, “Pomba!”, “Saltamontes Melancólicos”, Tenderos y “Miranda Blues Duo”, , Rondalla “Ilusión” y “Rincón de la Luna”, han sido los diferentes grupos que han formado parte del prestigioso cartel de “Música en los Rincones” y su amplio abanico de interpretaciones, exhibiendo una retrospectiva por expresiones culturales diferentes como la tradición celta, el flamenco, el folklore, el pop, la electrónica e incluso la música balcánica o el baile tradicional peninsular.

La emblemática Plaza del Ayuntamiento de Molinicos, “El Rincón de Honesto”, “El Molino de Abajo”, “Las Casas de lo Alto”, “El Molino del Jaro”, la Escalera de “La Francisca”, la Placeta del Cartero, o el Callejón de la Cárcel, son algunos ejemplos de escenarios construidos desde la sencillez y la colaboración vecinal, en el Cascos Antiguo de este municipio, caracterizado por sus recovecos, su altura, y sus arcos, donde la arquitectura levantina se funde con espacios de influencia árabe, en una localidad que fue cruce de batalla en el siglo XII entre el Alfoz de Alcaraz y la Encomienda Santiaguista de Yeste-Taibilla, donde existen numerosos almacenes y subterráneos destinados al sector agrario, y cuyo máxima embajador para el resto de nuestro país, son la suelta de reses bravas que corretean en sus fiestas patronales de verano en este pueblo integrado en la puerta de entrada al Parque Natural de los Calares del Río Mundo y de la Sima.

“Hemos vivido una noche mágica, cargada de alegría, especial sin lugar a dudas para todos los vecinos, y en un ambiente inolvidable” afirma Fernando del grupo “Pomba!”, que confirma sentirse parte de Molinicos, al igual que el resto de esta pequeña orquesta, identificada con las verbenas populares y los vermús de casino y salón, como ellos mismo aseguran.

El intérprete que ya conocía este Festival, y que ha colaborado con grandes artistas como , o la propia Rozalén, ha resaltado “el agradable ambiente de diferentes generaciones que se vive en esa noche, donde emergen entre las canciones; flores, aperos y telas antiguas, y que evocan la canción de Serrat sobre la Fiesta”.

Uno de los grandes atractivos de este año ha sido el acordeón acústico de “Carola Mundo” quién ha calificado “Música en los Rincones” de “iniciativa cultura bonita, que busca dar vida a estos pequeños espacios, con cuidadosas proyecciones”, al igual que el grupo “Saltamontes Melancólicos”, muy conocido en la sociedad albaceteña por su trayectoria, rindiendo tributo a grandes temas del rock y pop contemporáneo, y que agradecieron al Ayuntamiento de Molinicos, esta jornada nocturna “única”, “abierta”, “plural” y “con gran fuerza y vocación para ser un acontecimiento de gran envergadura en las próximas ediciones”.

Con vocación de crecer y ser una cita ineludible

Ese es el objetivo de este Festival, que fue presentado en la en la Gran Vía Madrileña, y que en palabras de la alcaldesa de Molinicos, , “persigue otorgar de una seña de identidad a este pueblo, que es un gesto simbólico de la denominada España despoblada, que cuenta con el apoyo de la Junta de Comunidades y la Diputación provincial, y que tiene vocación de convertirse por su impulso cultural, artístico, y social en ser Fiesta de Interés Turístico Provincial y Regional.

Desde las diferentes Administraciones recuerdan que “Música en los Rincones” forma parte de la campaña de promoción de la Sierra del Segura, iniciada en la Feria Internacional de Turismo del pasado año, con el objetivo de otorgar especial protagonismo a los 12 pueblos de esta comarca serrana, generando dinamización económica, y creación de empleo, y complementa otra gran iniciativa que ha tenido Molinicos, como ha sido la creación de grandes Murales, también en Plazas y Rincones, y que al igual que este Festival musical, persigue ser un reclamo turístico y extender esta imagen de creación intelectual sin barreras, para identificar a un pueblo hermoso, ambicioso culturalmente, y que ha iniciado un viaje de exportación de su propia identidad como núcleo poblacional” .