Los encierros y la suelta de vaquillas han concentrado la mayor participación, aunque fue la primera noche de festejos, con el pregón de fiestas, “la más emocionante”. La Plaza Mayor se quedó pequeña para acoger al primer acto de esta celebración y entonar el cántico que se ha convertido en himno de estas fiestas, ‘Yo soy de Nerpio’, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

“Es emocionante ver a un pueblo entero volcado con sus fiestas, pero más aún lo es ver cómo se contagian las personas que nos visitan y unos y otros disfrutamos en convivencia de esta celebración”, ha matizado el primer edil de la localidad.

José Antonio Gómez Moreno ha señalado que las fiestas locales “atraen cada año a más personas, aunque esta edición ha superado todas las expectativas de participación”.

Además, ha dejado claro que desde el Ayuntamiento se trabaja para que “el turismo sea una vía factible de desarrollo económico para el municipio y en la actualidad los datos son muy positivos”. De hecho, durante el mes de agosto el número de turistas que ha visitado Nerpio ha superado las 20.000 personas.