La concejala de Cooperación e Inmigración, , acompañada de la presidenta de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, , han presentado esta mañana la decimosexta edición del programa “Vacaciones en Paz” que se desarrollará durante los meses de verano en Albacete capital y pedanías. Una iniciativa que, como viene siendo habitual, también se llevará a cabo en el resto de Castilla-La Mancha gracias a la solidaridad y generosidad de las familias de acogida.

Según explicaba Rosa Pérez, el Ayuntamiento de Albacete aportará 78.500 euros para cubrir los gastos de viajes y la estancia de los cerca de 70 niños que previsiblemente visitarán durante los 2 meses de verano la capital y pedanías albaceteñas. Una cifra que podría incrementarse hasta alcanzar los 100 niños en la provincia si finalmente se consiguen las 25 nuevas familias de acogida que se requieren antes de este verano.

Crisis económica

En este sentido, la presidenta de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, Dori Andrés, apelaba a la solidaridad de todos los albaceteños, sobre todo en tiempos de crisis, para conseguir que nos visiten el mayor número posible de niños este verano. “Hay muchos niños con el pasaporte colectivo preparado que están esperando una familia de acogida”, recordaba.

Según explicaba, la incidencia de la crisis económica se ha dejado notar en los últimos años en la campaña de acogida de niños saharauis que se lleva a cabo en Castilla-La Mancha, con un claro descenso de familias de acogida. De este modo, de los 1.000 niños que visitaron la región en 2008, se pasó a 800 en 2009, esperando poder alcanzar los 650 en esta nueva edición. Una situación que también ha tenido sus efectos en los campamentos saharauis, en los que se ha producido una reducción de las ayudas humanitarias.

Vacaciones en Paz

Gracias a este programa, los niños saharauis que nos visiten durante este verano podrán tener unas “vacaciones en paz”, alejados de las duras condiciones del desierto. Además del reconocimiento médico completo al que son sometidos, los pequeños podrán aprender o perfeccionar el castellano, conocer otras realidades y formar parte de un interesante intercambio cultural con sus familias de acogida.

El pasado año participaron en Albacete en el programa “Vacaciones en Paz” un total de 74 niños. En relación a los 9 niños con algún tipo de discapacidad que nos visitaron el pasado año, cabe destacar que en 2010 la cifra se ha incrementado hasta situarse en 13. Sin duda un gran ejemplo de solidaridad y generosidad el que una vez más demuestran los albaceteños.