Cerca de 800 metros donde cambiará “por completo” el subsuelo almanseño para adecuarlo a las nuevas instalaciones que está generando el Ayuntamiento de la mano de la empresa , según ha informado el Consistorio en un comunicado.

La inversión asciende a más de 580.000 euros, que permitirán reconducir las aguas hacia la depuradora y descargar el colector de la calle Rambla de la Mancha para evitar desbordamiento en época de lluvia. Por esta gran tubería pasarán las aguas del 30 por ciento de Almansa.

Con colectores de un diámetro de 1.200 milímetros y una altura en su campana de 1,70 metros, el peso de cada uno de los tubos supera los 3.500 kilos y se instalarán 240 tubos en ese tramo anteriormente citado.

Núñez ha explicado que “es la inversión más importante en materia de ciclo integral del agua en la historia de la democracia almanseña” ya que “juntando todos los años de gobierno del partido socialista en Almansa no se ha invertido tanto dinero en subsuelo como en esta única legislatura con mayoría absoluta del gobierno del ”.

Tras indicar que “las tuberías datan de los años 50 y 60, en muchas ocasiones puede incluso generar peligro para nuestra salubridad y era imprescindible acometer esta actuación”, el alcalde ha señalado que las obras se están acometiendo sin el apoyo ni de Izquierda Unida ni del PSOE.

Finalmente ha pedido disculpas a los vecinos por las molestias que están generando las obras, así como paciencia ya que se desarrollarán durante cuatro meses y van a generar molestias, ruidos y polvo.