Núñez, a preguntas de los medios tras un encuentro con asociaciones sociosanitarias en Caudete (Albacete), ha explicado que la interinidad es un problema que afecta tanto a la sanidad y la educación como a la Administración “en su conjunto”, por lo que ha propuesto una solución para “global” para reducir la cuota de personal interino dentro de la Junta.

El candidato ha detallado que su idea es “aplicar la misma estrategia” que aplicó el en sus planes de consolidación del empleo público, con la que “regularizó la situación de miles de interinos que estaban en los ministerios” realizando este plan “de forma extraordinaria” y con una normativa y un tiempo de aplicación concretos.

“Tiene que ser una condición extraordinaria que hay que validar con el ministerio”, ha reiterado, criticando además que los concursos de traslados aprobados por el Gobierno regional implican “el despido de muchos interinos” y afeando que el Ejecutivo autonómico los haya retrasado “para evitar los despidos en mayo”.