En esta reedición del convenio (que asciende a la cantidad de 250.000 euros), el dinero se destinará a ocho trabajos de investigación basados en la salud pública vinculada al medio ambiente que serán realizados (entre otros) por investigadores de la , la , la , el Real Jardín Botánico, el Museo Nacional de Ciencias Naturales y el .

Concretamente, tal y como ha detallado Francisco Martínez Arroyo, los ocho proyectos a desarrollar serán los siguientes:

  • Balance de carbono en humedales salinos y su contribución a la mitigación del cambio climático. Lo elaborará la Universidad de Valencia en humedales de la Reserva la Biosfera de la Mancha Húmeda. Las acciones se realizan en la provincia de Cuenca.
  • Estudio del efecto sobre el aumento de la fijación de carbono en sistemas forestales y su impacto en el cambio climático. Lo coordinará la Universidad de Castilla-La Mancha y se pondrá en marcha en una red de parcelas ubicadas en las provincias de Albacete y Cuenca.
  • Investigación sobre la calidad del agua en zonas de muestreo del Tajo y su incidencia en la salud humana. Lo desarrollará la Universidad de Alcalá de Henares y las zonas de muestreo se ubicarán, fundamentalmente, en la provincia de .
  • Investigación y control de la contaminación por nitrato en las Lagunas de Ruidera en un escenario de cambio climático. Lo realizarán investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales y del Centro Superior de Investigaciones Científicas. Las provincias de Albacete y Ciudad Real serán los escenarios del estudio.
  • Estudio integral de los vertidos que llegan a las lagunas e investigación en medidas correctoras para la mejora de la calidad del agua y de la salud humana, en el que intervendrán investigadores del Real Jardín Botánico y del Centro Superior de Investigaciones Científicas. Se desarrollará en las provincias de Albacete y Ciudad Real.
  • Control y eliminación de plagas nocivas para el ser humano basado en acciones de biocontrol (en concreto, mediante la instalación de refugios artificiales de murciélagos para favorecer la integración en el control de estas plagas en parcelas piloto ubicadas en las provincias de Ciudad Real y Toledo). Lo desarrollará SECEMU (la Sociedad Española de Conservación de Murciélagos) y la Universidad de Alcalá de Henares y supondrá una inversión de 20.000 euros.
  • Análisis de especies exóticas invasoras con impacto negativo sobre la salud humana y el desarrollo socio-económico, realizado por la UCLM.
  • Investigación sobre los efectos de plaguicidas en el ser humano y en el medio natural y socioeconómico de agroecosistemas. Desarrollada por el en Recursos Cinegéticos, el multidisciplinar dependiente del CSIC, la UCLM y la JCCM. Las parcelas usadas para este estudio estarán localizadas en la provincia de Ciudad Real.

Martínez Arroyo ha subrayado que las conclusiones que emanen de estos trabajos serán fundamentales en las futuras tomas de decisiones que la Consejería haga en materia medio ambiental y ha subrayado el especial interés en los estudios que se van a realizar en Las Lagunas de Ruidera, dado la importante apuesta por impulsarlas que viene haciendo el Gobierno regional a través del deseo de crear un consorcio para la gestión de su Parque Natural de forma conjunta.

Mª Jesús Catalá: “según el último informe de la de 2016, el 23% de las defunciones prematuras son consecuencia de factores ambientales”

La directora territorial de CaixaBank en Castilla-La Mancha y Extremadura, Mª Jesús Catalá, ha resaltado las más de 200 acciones (por importe de unos 8 millones de euros) que hasta ahora la Obra Social ha podido financiar para el sostenimiento del medio ambiente y el hecho de que, este reeditado convenio, permitirá arrojar luz y determinar líneas de actuación en materia de salud relacionada con el entorno, partiendo de los datos (preocupantes) que viene arrojando la .

Así, Catalá ha subrayado que “según el último informe de la Organización Mundial de la 2016, el 23% de las defunciones prematuras son consecuencia de factores ambientales, y más de cien tipos de enfermedades y traumatismos tienen relación directa con factores de riesgo ambiental”. De ahí que la finalidad de estos estudios que se van a llevar a cabo gracias a la Obra Social de ‘la Caixa’ sea también concienciar a la sociedad de la importancia de preservar la naturaleza y del valor de la investigación como motor hacia un mundo más justo.

Una inversión en investigación que, como ha resaltado Catalá, no sería posible sin los verdaderos protagonistas de la entidad: los socios que confían en ella y cada vez en mayor medida.