El Pabellón de la Feria volverá a vestirse de gala esta noche para acoger la velada de boxeo internacional que organiza el , disputándose ocho combates que han levantado una gran expectación entre los aficionados. El pesaje, realizado ayer por la tarde, hace presagiar una noche inolvidable para el deporte de nuestra ciudad, ya que todos los púgiles presentaron un físico inmejorable, quedando patente que han preparado minuciosamente esta cita. Tras su brillante actuación en los recientes Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el grancanario fue el más aclamado por los aficionados, accediendo a realizarse las múltiples fotografías que le solicitaron durante el paseo que dio por las calles de Albacete, junto al resto de integrantes de la selección española. Quienes no quisieron desperdiciar ni un segundo de su tiempo fueron los boxeadores irlandeses, que se ejercitaron en doble sesión en el Gimnasio Arenas, señalados como favoritos por la prensa especializada a nivel nacional.

La cancelación del combate de Yoann Kongolo, que se fracturó el escafoides el lunes, así como el de , a la que le fue denegado el visado, ha obligado a la organización a subir el nivel de los rivales de los boxeadores locales, que afrontarán esta noche sus pruebas más duras hasta el momento. El novedoso trofeo Perico Fernández, que será entregado por el diestro y el exfutbolista “Catali”, ha supuesto una importante motivación para los púgiles, declarando Samuel Carmona y su intención de hacerse con él, además de pedir al público albaceteño que se vuelque animándolos en sus peleas ante el combinado irlandés.

La organización continúa a estas horas acomodando el pabellón, esperándose que más de un millar de espectadores abarroten los asientos para disfrutar con una velada que se prevé histórica.