Desde las 8 de la mañana los equipos han peinado por tierra y agua desde el punto en el que se vio por última vez al menor hasta Villatoya. Para ello se ha dividido esos 20 kilómetros en tres tramos y cada uno de ellos se ha inspeccionado de forma milimétrica, han indicado desde los bomberos. Además, también se ha efectuado un reconocimiento en helicóptero.

Han participado el jefe de parque de , el jefe de parque de Chiva, tres bomberos de especialistas en aguas superficiales, dos brigadas de Divalterra de Utiel y Villargordo y cinco bomberos voluntarios de Cofrentes.

Junto a ellos, bomberos del SPEIS de Albacete, seis buceadores de los bomberos de , efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, , Conselleria de , Protección Civil. En total, el operativo está compuesto por unas 50 personas en el área operativa y otras 25 en logística.

Las tareas de búsqueda se han visto dificultadas por la gran cantidad de cañar acumulado en el río, que complica el acceso en muchos puntos.

De nuevo, las empresas que organizan actividades en la zona han facilitado seis embarcaciones, que se han utilizado para rastrear los 3 tramos. Entre las 19 horas y las 20 horas se retirará el operativo hasta el miércoles.