Juan José Padilla

El primero que abrió plaza ha sido un toro con pocas opciones de triunfo. Toro reservón y buscándole los tobillos a el Ciclón de Jerez. Ha recibido una ovación al hacer el paseillo clamorosa pero con el toro que le ha tocado en suerte no ha tenido muchas opciones de triunfo. Pone banderillas con muchísimas facultades pero en la faena de muleta poco puede hacer. Lo mata de estocada y lo arrastran al desolladero. Silencio para Padilla.

El cuarto de la tarde ha sido devuelto por falta de fuerza y en su lugar salta a la arena otro del mismo hierro. Ha salido de chiqueros con poco celo pero Padilla lo ha entendido bien y a base de adornos, y bajándole la mano, ha podido lucirse. Ha estado muy predispuesto a agradar al público de Albacete y, tras una estocada algo desprendida, lo premian con una oreja.

“El Cid”

Con el primero de su lote, El Cid no ha tenido muchas opciones de triunfo. Toro descastado y sin posibilidades ningunas, ha salido con ganas de agradar al público de Albacete pero el toro de La Palmosilla no se ha prestado para nada. lo mata de estocada muy desprendida y del público recibe silencio.

El quinto de la tarde salta a la arena muy justo de casta. Manuel Jesús ha salido muy decidido pero el toro de La Palmosilla no se ha prestado al triunfo. Faena de mucho poder, donde el sevillano se ha prestado con buenos pases de pecho, pero no ha sido podible. Pinchazo y estocada, lo premian con una gran ovación.

David Fandila “El Fandi”

El tercero de la tarde salta a la arena albaceteña con cierta esperanza de triunfo pero El Fandi no ha tenido muchas opciones de lucimiento. Buenos pares de banderillas como nos tiene acostumbrados. En la faena de muleta cabe destacar algunos adornos y por el pitón izquierdo algún natural aislado. Una estocada desprendida y un descabello le ha valido a el granadino para cortar una oreja.

Con el sexto de la tarde no ha tenido opciones ningunas. Pone banderillas y al público lo hace disfrutar, sin embargo en la faena de muleta ha sido imposible. Toro con pocas posibilidades de triunfo y sin tragarse ningún muletazo. Lo mata con estocada y el público guarda silencio.