Aunque algunos casos por su mayor complejidad deben ser derivados al , gracias a la estrecha colaboración que existe entre los profesionales de los Servicios de y Dermatología, más del 90 por ciento de los pacientes con tumores en áreas visibles como la cabeza y el cuello son intervenidos quirúrgicamente en el Hospital General de , ha informado la Junta en nota de prensa.

En este centro hospitalario, además de extirpar los tumores, se realizan intervenciones para reconstruir las zonas afectadas y disminuir así las consecuencias funcionales y estéticas del cáncer. De esta manera, tal y como explica el doctor , “se evitan derivaciones a otros hospitales más lejanos” y se consigue “que cada caso sea analizado y tratado por especialistas de los dos Servicios”.

Ese trabajo multidisciplinar permite reducir considerablemente el tiempo de espera desde que el cáncer es diagnosticado por las dermatólogas y , hasta que es operado. “Eliminamos mucha burocracia y tiempo de espera. Eso nos permite combatir el cáncer lo antes posible, mejorando así el pronóstico del enfermo”, ha recalcado el doctor García.

En el las ventajas para el paciente continúan después de la cirugía. “Cuando un paciente se opera, reservamos un tiempo específico en las consultas para tratarlo, curarlo y, en definitiva, hacerle un seguimiento exhaustivo”, ha subrayado el otorrinolaringólogo Manuel García.

Esta forma de trabajar está dando muy buenos resultados. Así se recoge en dos ponencias presentadas por la doctora en el 68º (Sociedad Española de Otorrinolaringología) y en la 36ª Reunión de los Servicios ORL de las comunidades de , y Mancha. Entre los dos Servicios, se han realizado más de 1.000 intervenciones de este tipo en el Hospital General .

En este trabajo de recopilación también se destaca que la mayor parte de cirugías practicadas han sido para extirpar tumores en orejas y labios. Otras zonas del cuerpo donde también se han realizado intervenciones de estas características, durante estos diez años, han sido en la nariz, mejilla, frente y cuello, precisamente las zonas más expuestas al sol.

AGRICULTURA Y CONSTRUCCIÓN

Y es que a pesar de los efectos beneficiosos que tiene tomar el sol con moderación y precaución, los dermatólogos advierten que hacerlo sin protección, durante demasiado tiempo y en las horas centrales del día, puede tener graves consecuencias para la salud.

Se da la circunstancia de que la comarca de Villarrobledo cuenta con un sector importante de la población que se dedica a la agricultura y a la construcción. Estos trabajadores pasan muchas horas al día trabajando al aire libre, lo que les hace más propensos a padecer un cáncer cutáneo.

Es por eso que la labor que están realizando los profesionales de estos dos Servicios hospitalarios resulte tan importante. Según el doctor Manuel García la intención es “seguir con esta línea de trabajo que tan buenos resultados está teniendo y de la que se están beneficiando tantos ciudadanos de esta comarca” y tratar de “avanzar en las técnicas” que realizan para, de esa manera, “tratar casos de mayor complejidad”.