En la ermita de San Antón como cada año la asociación de Agricultores de organizaba la tradicional convivencia de agricultores y ganaderos de la ciudad en torno a su patrón, San Antón. Una celebración que comenzaba con el tradicional almuerzo ofrecido por la asociación de agricultores, seguido por la misa celebrada por el cura párroco de la iglesia de , Don Damián Picornel, y que culminaba con una comida de convivencia en la propia ermita.

El Alcalde, , que asistía junto al presidente de la asociación de Agricultores, , destacaba la importancia de este sector simbólicamente en Almansa. Si bien es cierto que económicamente la industria es el sector más puntero en la ciudad, la agricultura no deja de ser un sector que por la tradición y por representar aquello de lo que vienen nuestros antepasados debe de seguir teniendo importancia en la ciudad, amén de que en los últimos años la modernización agrícola de Almansa y la creación de nuevas infraestructuras y explotaciones agrarias también está contribuyendo a la generación de empleo situando el paro agrícola en un porcentaje muy bajo dentro del municipio almanseño.

Núñez animaba a los agricultores a seguir creciendo y animaba además a los jóvenes a incorporarse al campo solicitando que la juventud pueda conocer ese mundo y pueda por lo tanto incorporarse, pero a la par reclama que desde el gobierno regional se paguen las ayudas prometidas para la incorporación de los jóvenes al campo porque si no es inviable que este sector pueda ser atractivo para la ciudad.

Por último, el alcalde almanseño, , agradecía a Asaja como siempre su colaboración para con la ciudad y que continúen celebrando esta tradición y esta fiesta ya que es muy importante que una ciudad industrial como Almansa nunca pierda también la referencia y la importancia de la agricultura en su historia y también en el presente.