Según ha señalado, esta tecnología, que permite la obtención de imágenes de cuerpo y cuya principal indicación es el estudio de las enfermedades oncológicas, es “algo con lo que no se podía soñar hace dos años y mucho menos hace seis”.

Así lo ha destacado durante la inauguración oficial de la nueva Facultad de Farmacia de la (UCLM), en la que ha estado acompañado, entre otros, por el rector de institución académica, Miguel Ángel Collado; el alcalde de Albacete, y el consejero de Sanidad, .

Una Facultad que se enmarca dentro del campus biosanitario de la ciudad y que espera alcanzar las 120 matriculaciones el próximo curso y un promedio de 600 alumnos en los próximos cinco años.

Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo regional ha puesto en valor al profesorado de la Universidad regional y en este sentido ha anunciado, además, que el Ministerio acaba de reconocer que Castilla-La Mancha es, por segundo año consecutivo, la Comunidad Autónoma que más crece en número de especialistas en formación, algo que demuestra, a su juicio, que “los esfuerzos están dando sus frutos” y que es “determinante, para que esto no sea pan para hoy y hambre para mañana”.

García-Page ha añadido que estas noticias indican que la región está empezando un “ciclo de expansión prudente, sin prisa pero sin pausa” en el que se seguirá trabajando “aprendiendo de los errores de la crisis”. Y ha añadido, tras la polémica en torno a la falta de financiación suficiente de la UCLM, que este curso será “importante” porque se va a alcanzar un “convenio, un pacto, un contrato o programa muy claro con la universidad para compartir la estrategia de avance y el futuro para los próximos diez o quince años”.

La universidad requiere “vista”, ha dicho el presidente regional, porque “una región que no tiene universidad no puede culminar con éxito una de sus tareas más importantes, que es formar muy bien a la gente”.

En este sentido, Emiliano García-Page ha dicho que hay que trabajar porque cada alumno, “en el que se invierte 1,5 millones de euros” se quede en la región y tenga oportunidades de estudiar en ella.

INVERSION DE 8 MILLONES EN FARMACIA

Por su parte, el rector de la UCLM ha asegurado que con esta nueva facultad, en la que se han invertido 8 millones de euros y que ve la luz después de siete años desde que se iniciaran las obras, “se cierra” el campus biosanitario, ya que está situada junto a la , el (CRIB), el en Discapacidades Neurológicas (IDINE) y el .

Collado ha recordado lo complicado que ha sido sacar adelante el proyecto, iniciado en 2011 y retomado en 2015, y ha asegurado que gran parte del mérito de su construcción y puesta en marcha se debe al “empeño y esfuerzo” del vicerrectorado y de la Oficina de Planificación y Calidad de la UCLM, que “consiguieron los fondos necesarios”.

En este sentido, el rector ha señalado que el 80 por ciento de los 8 millones que ha costado provienen de los fondos europeos FEDER, y que el resto lo ha aportado la Universidad regional de la subvención nominativa que recibe del Gobierno regional.

Collado también ha apuntado que se ha conseguido crear un edificio “que no fuera aislado”, gracias en parte a la “gran colaboración del Ayuntamiento de Albacete y de su alcalde”, que ha ayudado en la planeación urbanística del entorno, agrupando parcelas y homogeneizando usos y permitiendo equipar los laboratorios con los fondos obtenidos por la venta de un parcela cedida que “no era de interés para la Universidad”.

A este respecto, el alcalde de Albacete, Manuel Serrano, ha destacado que es un día de enhorabuena para la comunidad educativa y Albacete, gracias a una facultad “joven, puntera y de las de mayor proyección del país”. Al respecto, ha anunciado que, además de una parcela de 15.000 metros cuadrados que cedió en su día a la Universidad, les entregará otra de 8.000 metros cuadrados para “completar” el campus biosanitario.

La nueva cuenta una superficie de 6.200 metros totales y 5.500 útiles distribuidos en tres plantas.En la baja se ubican siete aulas y servicios de administración, en la primera una veintena de despachos y en la tercera se encuentran once laboratorios, un almacén de reactivos, además de un aula simulada de farmacia.

En estos momentos hay 60 alumnos estudiando aunque se espera una matrícula de 120 en el curso 2018-2019, hasta alcanzar los 600 alumnos en cinco años. Además cuenta con 64 profesores