Se trata por tanto, como ha señalado Cuenca, de un “ambicioso proyecto” por parte del Ayuntamiento de Albacete, que se quiere llevar a cabo para realizar “una transformación de todo el centro de la ciudad, con el que ganar más espacio, más peatonalización, y más calidad de vida”.

El primer edil ha señalado que este jueves ha mantenido ya una reunión con los técnicos municipales encargados del proyecto, en la que le han adelantado que “está muy avanzado”. “Ya existe un borrador y para las próximas semanas se convocará la Mesa de la Movilidad para explicar en qué consiste exactamente”, ha confirmado Javier Cuenca.

CINCO FASES

El proyecto completo de peatonalización del centro de Albacete constará de cinco fases, como consta en el borrador actual. Las cuatro primeras se llevarán a cabo de manera simultánea, arrancando a principios de año, aunque “la más significativa”, como ha indicado el alcalde, será el “cierre completo” de la calle Rosario; una vía por la que al día circulan alrededor de 4.500 vehículos y en la que ya hay proyectadas “alternativas” para “que no haya los embotellamientos que se producen actualmente”.

Éste será “el punto de partida para tener una ciudad más amable para todos los ciudadanos”, ha puntualizado Cuenca, aunque para ello será necesario contar con la consignación presupuestaria necesaria. Es por ello, que el primer edil espera “contar con el apoyo de todos los grupos municipales” en lo referente a la aprobación de los presupuestos.

La última fase corresponderá a la peatonalización de las calles Ancha y Tesifonte Gallero, “aún está sujeta a modificaciones”, como ha señalado Javier Cuenca. Esta fase “se verá más adelante” ya que se está estudiando sí se cerraría por completo, o se permitirá el paso del transporte urbano y del servicio de taxis.

Cuenca ha finalizado afirmando que está “muy satisfecho” con el borrador porque será “muy renovador” para la ciudad.