En abril de 2017 los uniformes de la de Albacete no cumplían con las exigencias técnicas de diseño. La tolerancia de los políticos permitió informes totalmente arbitrarios en perjuicio del Ayuntamiento vulnerando el principio de libertad de libre competencia

El candidato a la Alcaldía de Albacete, , denunció hace unos años “la grave situación de caos y de las presuntas irregularidades en los contratos orquestados desde el servicio de la Policía Local y refrendados desde la más absoluta incompetencia por el concejal de Seguridad”.

A día de hoy, la jueza de instrucción ha resuelto activar las investigaciones en su providencia del 6 de mayo de 2019 dictada en las diligencias previas 1272/2018. De esta forma, han sido llamados a declarar distintos implicados.

Por un lado, Pedro Soriano apunta directamente “al actual alcalde , por abandono de funciones en el asunto del control en la compra de los uniformes de la Policía local” y, por otro lado, -añade Soriano- a , del PSOE, “porque no ha querido controlar al equipo de Gobierno”.

La Justicia está investigando los vicios del Ayuntamiento que pudieran ser constitutivos de los siguientes delitos: 1-Delitos de tráfico de influencia; 2-Fraudes de exacciones ilegales; 3. Negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos y de los abusos en el ejercicio de su función; 4-Malversación; 5-Apropiación indebida; 6-Cohecho; 7-Estafa; 8-Falsificación de documentos; 9- Delitos contra los derechos de los trabajadores.

Por ello, el candidato ha informado que “cuando estemos en el Ayuntamiento impondré de forma tajante, racionalidad y motivación con transparencia, para la mejor gestión de los escasos recursos del de la capital”.