Fue el triunfador de la Feria Taurina de Albacete el pasado año y, éste en nuestra ciudad, lo ha comenzado con las mismas intenciones (aunque lejos, por el momento del ruedo). El extremeño Miguel Ángel Perera ha sido el encargado de pregonar la Feria Taurina de Albacete 2014, la misma por la que, en su edición pasada, no ha cesado de cosechar reconocimientos. Y, el Maestro ha sido también Figura en esta misión que le encomendaba el Ayuntamiento.

El escenario escogido ha sido un Teatro Circo abarrotado de un público que, desde el primer momento, le ha brindado al diestro su cariño, su apoyo y su admiración. Algo que también ha hecho, en nombre de la ciudad y de los aficionados al mundo del toro, la alcaldesa , “quién mejor que Miguel Ángel Perera –ha dicho la primera edil de Albacete- para pregonar las bondades de nuestros carteles taurinos; además, me consta que lleva esta ciudad en el corazón”.

El propio Perera se ha encargado de devolver ese afecto, primero antes del comienzo del acto, en una breve atención a los medios de comunicación en la que se ha mostrado muy orgulloso (aunque algo nervioso) por la invitación para ser Pregonero en Albacete.

Después, y con creces, ha ofrecido ese mismo cariño (multiplicado si cabe) en su Pregón, del que ha salido triunfador (a pesar de haber dicho de sí mismo no ser hombre de muchas palabras). Ha dejado hablar a su corazón y, a eso, tampoco le gana nadie.

Con temple, ha sabido condensar en no demasiados minutos lo mucho que encierran sus sentimientos. Por ejemplo por la Plaza de Albacete “La Chata”, ha dicho, sobre todo desde que el año pasado aquí indultó a ‘Pescadero’; y también por la ciudad que ha asegurado conocer bien y haber disfrutado en cada visita.

El cambio de tercio le ha llevado a la defensa a ultranza de La Fiesta, reivindicando “el orgullo de la mayoría, que somos los que amamos los Toros”, momento que ha aprovechado para elogiar a Castilla-la Mancha por ser “la tierra que más festejos ofrece y por el reciente anuncio de la presidenta Cospedal de que, Albacete, acogerá el próximo año la I Conferencia Internacional Taurina”.

Miguel Ángel Perera ha sido contundente al expresar que “la Fiesta no entiende ni debe entender de ideologías, si bien por desgracia se utiliza políticamente (por unos y por otros) para obtener un puñado de votos”, a lo que ha añadido que “necesitamos políticos valientes que nos defiendan porque, La Fiesta, debe continuar”.

El discurso se ha ido, entonces, cargando de emoción y, en ese punto, se ha destapado del todo el corazón con el que, al comienzo, había asegurado que hablaría: “Me considero artista. Pongo en juego mi vida por lograr aquello por lo que estoy en este mundo; el toro es mi verdad cuando estoy frente a él en el ruedo, y nadie tiene derecho a quitarme ese momento… ni a ustedes”, ha sentenciado.

Deshecho en elogios a la ciudad, ha afirmado que “cuando lleguen, quiero traer a mis hijos a la Plaza de Albacete, una y mil veces, porque es la Plaza en la que resurgió su padre y el lugar por el que todos ustedes tanto han rezado por él a la Virgen de los Llanos”.

Les dejamos con su discurso íntegro, adjunto en el vídeo que acompaña a este texto. A buen seguro, es el mejor preludio de cómo se dejará la piel por conseguir de nuevo un triunfo, los días 11 y 17 de septiembre, ya sobre la arena del coso albaceteño en la Feria que ha pregonado como el Figura que es, dentro y fuera de la Plaza.