El escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, recoge que los hechos se produjeron el 6 de enero de 2016 en (Albacete). Sobre las 7.00 horas el procesado coincidió en un local de la localidad con la víctima y un grupo de chicos y chicas, y estuvieron bailando y bebiendo alcohol.

Alrededor de las 9.30 horas todos juntos se fueron a casa del procesado y, una vez allí, la víctima, que “se encontraba en estado de gran ebriedad por el previo consumo de bebidas alcohólicas”, pidió al acusado un cargador para el móvil, diciéndole éste que lo tenía en una habitación de la planta de arriba.

Entonces subieron los dos a recogerlo y pasaron a una habitación donde, pese a que la joven le trasladó al acusado su negativa a mantener relaciones sexuales ante la insistencia de éste, el acusado la agarró de las muñecas, le bajó los pantalones y la ropa interior y le penetró vaginalmente sin llegar a eyacular.