El relata, en su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, que los acusados se enzarzaron en una discusión, en plena calle, en la capital albaceteña, sobre las 00.00 horas del 27 de mayo de 2012.

Con ánimo de causar daño al otro, uno de los acusados sacó una navaja de 10 centímetros de hoja, con la que hirió en el muslo izquierdo al otro acusado, mientras éste agredió al primero, tirándolo al suelo, mordiéndole en el brazo izquierdo y retorciéndole la pierna derecha.

A consecuencia de los hechos, el acusado agredido con la navaja, al que el agresor deberá indemnizar en 1.525 euros, sufrió una herida incisa de unos 3 centímetros en la cara posterior del muslo izquierdo, lesión que requirió de sutura de la herida y curas periódicas y de la que tardó en curar 7 días, en los que estuvo de baja.

El otro acusado sufrió fractura de la tibia y peroné derechos y herida en el antebrazo izquierdo, lesiones que requirieron de intervención quirúrgica, tratamiento rehabilitador, reintervención quirúrgica y reposo relativo, y de las que tardó en curar 220 días, de los que estuvo de baja en 214 y 6 días de hospitalización.

A este último acusado, al que , el otro deberá indemnizarle en 26.650 euros, le ha quedado como secuela artrosis postraumática y material de osteosíntesis, además de cicatrices quirúrgicas, una de ellas, de 24 centímetros.