La protesta está convocada por la Plataforma por la Dignidad de la Atención Primaria en Castilla-La Mancha, de la que forman parte los cinco colegios de médicos de la región. El (CESM-CLM) también se ha sumado a la iniciativa.

Estos paros surgen porque durante los últimos años la Atención Primaria “viene sufriendo un claro proceso de deterioro que alcanzó su máxima evidencia durante los recortes de la última crisis y que no se ha solucionado por la actual Administración, a pesar de las promesas electorales y de la mejora de la economía general”, advierte el .