Una campaña que la DGT realiza de forma simultánea en más de 25 países europeos a través de la (TISPOL).

En la campaña de estas mismas características celebrada del 21 al 27 de agosto de 2017, la controló a 12.376 vehículos, siendo 536 las infracciones, lo que significa que el 4,3 por ciento de los conductores controlados infringió los límites de velocidad, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Hasta el mes de julio de este año, la Policía ha contabilizado en controles de radar en el caso urbano un total de 117.138 vehículos, superando los límites de velocidad permitidos 2.560, es decir el 2,18 por ciento.

Esta infracción está calificada como grave o muy grave, con multas de 90 a 600 euros y una pérdida de entre 2 y 6 puntos, dependiendo del exceso de velocidad superado, y se incurrirá en una infracción penal, concretamente en un presunto delito contra la seguridad vial tipificado en el artículo 379.1 del Código Penal, cuando la velocidad supere a la permitida reglamentariamente, que es de 60 km/h en vía urbana o en 80 km/h para vía interurbana.

La Policía Local recuerda además que el exceso de velocidad en la Seguridad Vial tiene efectos negativos en el medio ambiente, en el consumo de combustible y también en la calidad de vida de los ciudadanos de Albacete.