La ha detenido en Albacete a una persona por estafar a un vecino de la localidad con discapacidad física al que consiguió sustraer 8.450 euros ganándose previamente su confianza.

Los hechos se conocieron el pasado mes de septiembre, cuando la víctima denunció en la Comisaría de Albacete que le habían extraído, sin su consentimiento, un total de 8.450 euros de su cuenta bancaria entre los meses de julio y septiembre.

Las sospechas se centraron en una persona cercana al denunciante, un individuo al que conoció en el mes de junio en un establecimiento al que solía acudir. Esta persona, desde el primer momento, le brindó su ayuda, e incluso le regaló una silla de ruedas. Tal era la confianza a la que habían que llegado, que el estafador residía en su domicilio, y en varias ocasiones le entregó su tarjeta y el número PIN para que extrajese dinero del cajero, evitando así la complicación de tener que desplazarse él mismo.

Lo que la víctima no sabía es que inmediatamente después de que sacaba el dinero pactado con la víctima, realizaba extracciones para sí mismo.

El denunciante aportó a la Policía Nacional todos los datos que conocía sobre esta persona y, aunque eran todos falsos, la investigación iniciada por parte del Grupo especializado en la investigación de delitos relacionados con la delincuencia económica y fiscal, dio rápidamente con la identidad y paradero del presunto estafador, que fue detenido cuando se disponía a cometer otro engaño, solicitándole a la víctima el pago de 3.000 euros que supuestamente le estaban siendo reclamados por Hacienda.