Los detenidos vendían al público, en el mercadillo municipal ‘Los Invasores’, prendas de vestir que simulaban ser de primeras marcas, lo que constituye un delito contra la propiedad industrial. Las prendas se encontraban expuestas en el suelo de dos puestos de venta ambulante situados en los Ejidos de la Feria, a un precio de venta que oscilaba entre los seis y diez euros cada prenda, ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa.

En total se les han incautado más de 100 prendas de vestir falsificadas, que simulaban ser de las principales marcas del sector, y que estaban ya dispuestas para su venta en el popular mercadillo de los martes que se celebra en la capital.

Las prendas intervenidas podrían causar unos perjuicios económicos de más de 3.000 euros a los legítimos titulares de las marcas que simulan.