El portavoz del Grupo Popular en la Diputación de Albacete, , ha criticado el criterio “absurdo” de la Junta para el reparto de las subvenciones para el desarrollo de programas de inserción laboral en el marco del Pacto de Estado en materia de Violencia de Género, según el cual, cuarenta municipios de la provincia de Albacete se han quedado fuera de las ayudas.

“Estas son subvenciones económicas directas a los Ayuntamientos para que los propios Consistorios puedan contratar durante seis meses a mujeres que han sufrido violencia de género o están en riesgo de exclusión social en el , y así hicimos la solicitud en base a los criterios de los trabajadores sociales”, explicó el portavoz del Grupo Popular.

Antonio Martínez apuntó que “lo que se ha hecho en la provincia de Albacete por parte de la Junta de Comunidades es una auténtica vergüenza, pues casi de los 70 municipios que decidieron acogerse a esta convocatoria, sólo se ha concedido ayudas a 27 Ayuntamientos; esto es algo injustificable y más cuando hablamos de un sector de la población a la que debemos dar una oportunidad”.

El portavoz popular y alcalde de añadió que la propuesta de resolución de la Consejería de Economía salió publicada el pasado lunes, y que la sorpresa ha sido mayúscula para la gran parte de alcaldes de la provincia. “Esto ni es justo, ni equitativo, más parece una barbaridad. Me alegro por los municipios que sí han entrado, pero aquí no se ha dado oportunidad a todos, pues el perfil de estas personas que pueden participar en este programa están en todos los pueblos de Albacete, y no podemos hacer este tipo de discriminaciones de unas mujeres sobre otras.”.

Martínez instó de forma urgente a la Junta a corregir los parámetros “y que establecer un criterio equitativo frente a esta resolución de la Junta que fomenta desigualdades” y señaló que la excusa de la falta de crédito no es razonable ni justificable, ni tampoco que se hayan concedido en función de la llegada cronológica de las peticiones de los Ayuntamientos.