El alcalde, , durante 10 años ha tratado de impedir que la oposición sacase adelante la revisión de oficio de unas licencias de obras y de actividad concedidas por su antecesor en el cargo que posiblemente son nulas de pleno derecho.

Según continúa el comunicado de prensa del PP, dichas licencias fueron concedidas en su día, al entonces teniente de alcalde para la ampliación y la actividad de un matadero industrial en una parcela de 900 m2 de suelo rustico, sin atender la normativa urbanística, sin contar con los vecinos y sin el preceptivo informe de los Servicios Técnicos Provinciales entre otras irregularidades.

El portavoz del Grupo Popular, , durante años ha venido denunciando ante el Ayuntamiento estas irregularidades y también las molestias que este matadero desde su instalación, viene produciendo a la población de Molinicos en forma de olores, ruidos y sobre todo vertidos a los arroyos y enterramientos de vísceras de animales sin control. Pero estas denuncias siempre han chocado con la inactividad, el ocultismo y el uso de algunas triquiñuelas legales del Alcalde en un intento de proteger a sus compañeros de partido mientras que proclamando que todo era legal, acusaba de mala fe al denunciante.

Antonio González, ante esta situación, en enero de 2010 acudió a la vía judicial para pedir que se iniciase la revisión de oficio del procedimiento por el que se concedieron estas licencias. Ahora los tribunales han dictado sentencia firme sobre la que no cabe recurso ordinario por la inadmisión a trámite que hizo el Ayuntamiento de la solicitud de oficio y declara su anulación por no ser ajustada a derecho instando al Ayuntamiento de Molinicos a proceder a la incoación del procedimiento de revisión de oficio solicitado con arreglo al procedimiento legal establecido.