Al término de la reunión, Marcial Marín señaló que “esta es una de las reuniones más importantes que hemos celebrado porque son ellos, los empresarios, los que crean empleo y riqueza, por lo que es necesario darles oxígeno y aliviar la carga fiscal para recuperar la senda del crecimiento”.

El portavoz del PP criticó el masivo endeudamiento y déficit descontrolado del en este año 2011, cifrando en 1.670 millones la deuda total de la Junta, lo que considera “un desastre”. Recordó que Cospedal bajará los impuestos autonómicos y que habrá una cuenta de compensación fiscal para que los proveedores puedan saldar sus deudas con la Administración regional.

Marín habló de recortar las empresas públicas un 75% una vez se hagan auditorías de coste-eficiencia y acusó a Barreda de ser quien se lleva el crédito de los bancos que necesitan las empresas y además, a un interés mucho mayor del que negocian los empresarios para sus negocios.

El cabeza de lista autonómico se mostró partidario de equilibrar las cuentas para poder garantizar servicios básicos como la Sanidad, Educación y Servicios Sociales y apuntó a la grave crisis social de la última legislatura: “Barreda ha creado en la última legislatura 100 parados al día, hasta llegar a los 216.000”.

Por su parte, el portavoz adjunto de Economía del PP en el Congreso, Álvaro Nadal, se preguntó qué pasará en España después del próximo domingo. “Qué pasará de aquí a marzo del año que viene, fecha de elecciones generales. Con un poder territorial fuerte del PP y un Congreso de Diputados con mayoría socialista y dos candidatos en busca de la sucesión de Zapatero. Quién va a tener la firma del país, España puede ser un pollo sin cabeza- añadió-, sujeto a los vaivenes del Mercado. Nadie pondrá soluciones, por lo que un adelanto de las elecciones sería una salida lógica”.