En rueda de prensa, Cañizares ha incidido en que esa oferta de empleo público iniciada en 2016 y que contaba con 464 plazas ha resultado ser una oferta “sólo de las plazas que ya están cubiertas por interinos” y no las plazas que estaban libres, por lo que el planteamiento del Gobierno es dar salida mediante despidos a los interinos que las están ocupando para que sean sustituidos por aquellos aspirantes que han sacado plaza.

“Ahora tienen un problema cuyos únicos responsables son ellos, y lo tienen que solucionar. Hay que buscar resolución que sea legal y efectiva en favor de los intereses de Castilla-La Mancha, que necesita más empleados públicos, pero de forma legal”, ha enfatizado.

RESPONSABILIDADES “JURÍDICAS” POR LAS LISTAS DE ESPERA

En otro orden de cosas, Cañizares ha abundado en la denuncia enunciada este jueves por el diputado ‘popular’ , quien a cuenta de los datos de listas de espera ofrecidos por el Gobierno regional exhibía un documento oficial del hospital de Hellín que, en su opinión, venía a demostrar que el Sescam “manipula y falsea” los datos.

Ante este extremo, ha urgido al Gobierno regional a dar “una respuesta urgente” al respecto, recordando que los datos del informe del hospital hellinero sí coinciden con los datos de mayo de 2015 cuando gobernaba el PP, pero ahora “desaparecen pacientes de la lista quirúrgica”.

Por ello, ha sugerido que no sólo hay que depurar “responsabilidades políticas” por este hecho, sino que además podría haberlas “jurídicas”.