El presidente del de Albacete y viceportavoz del Grupo Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, , ha calificado de “preocupante e indignante” la situación que atraviesa el Gobierno regional presidido por el socialista , tras la negativa de Podemos a aprobar los Presupuestos de 2017 que tenían pactados.

Así, Núñez ha manifestado que “estamos ante la crisis institucional y política más grave que se recuerda en Castilla-La Mancha, y esta falta de toma de decisiones está provocando ya problemas serios en los ciudadanos, cuando se cumplen dos años del pacto entre Page y Podemos; no han superado nunca el complejo de no ganar las elecciones y ese complejo les lleva a la peor gestión que se recuerda”.

El parlamentario del Grupo Popular indica que “el punto de inflexión es la no aprobación de los Presupuestos que tenía pactados Page con Podemos, de manera que Castilla-La Mancha sigue con las cuentas de 2016 prorrogadas, donde se contemplaban, por ejemplo, 60 millones para inversiones en infraestructuras sanitarias”.

Núñez especificó que “de esos 60 millones presupuestos, sólo se han invertido 3,8 millones, por lo que todavía dispone de presupuesto para invertir, en vez de estar lamentando continuamente por los rincones la no aprobación de las cuentas de 2017”.

De esta forma, el diputado del PP recordó que promesas como la reforma del Complejo Hospitalario de Albacete –antes fue la de crear un Hospital nuevo en la capital-; centro de , así como el de de la Sierra o Balazote, siguen esperando”.

Mención especial mereció el Centro de 1 de , del que Núñez recordó que siendo él mismo presidente de la Diputación Provincial, convenió en la legislatura pasada con el Gobierno regional de Cospedal para iniciar y adjudicar las obras. “Es de vergüenza que ahora hayan vuelto a retrasar la finalización de las obras hasta finales de 2018”, aseveró.

Con todo, Núñez dijo que “lo más grave es que no se están cubriendo las vacantes de los profesionales sanitarios en forma de bajas, jubilaciones, vacaciones, etc. de manera que se les somete a un estrés intolerable, del que el único responsable es Page, que es quien está dejando tirada a la Sanidad Pública castellano-manchega”.

“Exigimos que se cubran las plazas, tal y como vienen denunciando las propias juntas de Personal de los centros sanitarios, para que se pueda seguir prestando una atención sanitaria de calidad, pues mucho nos tememos que ahora las órdenes a los gerentes se están dando de forma verbal para no permitir nuevas contrataciones”, manifestó Núñez.

El viceportavoz del Grupo Popular concluyó su intervención afirmando que “es urgente que Page deje de llorar y se ponga al frente de la gestión política de Castilla-La Mancha, trazando un plan de prioridades y ejecutándolas y si no es capaz, que se vaya”, sentenció Núñez para quien “Page lleva dos años siendo un tapón para el desarrollo de la región, más pendiente de los líos internos del PSOE que de gobernar para los ciudadanos”.