Tres decisiones del Equipo de Gobierno de que son fruto del Plan de Ajuste Municipal del PP y que entrañan la destrucción de servicios públicos y el despido de trabajadores, tal y como ha denunciado durante los últimos meses el PSOE y que también implican una notable merma en los servicios que el Ayuntamiento de Albacete presta a la ciudadanía.

En lo que concierne al Matadero Municipal, el concejal socialista , responsable del área de Mercados y Abastos, puso sobre la mesa la falacia del argumento que el PP ha convertido en piedra de toque para suprimir este Servicio, ahorrar a las arcas públicas 1.200.000 euros al año, puesto que en realidad, informó Sotos, el ahorro no es tal, ya que de los 28 profesionales que trabajaban en este recurso, 21 de ellos, puesto que tienen la categoría profesional de funcionarios, han sido reubicados en otros servicios municipales, con lo que, señaló Ramón Sotos, el Ayuntamiento cada año tendrá que hacer frente a un montante de 650.000 euros que antes eran con cargo a la partida del Matadero y, a partir de ahora, será a través de otras.

El edil del PSOE también expuso otras razones que evidencian que el PP no ha meditado suficientemente esta medida, pues a día de hoy aún no se ha publicado el pliego de condiciones para la adjudicación a una empresa del sector privado de este servicio, con lo que en la actualidad la ciudad de Albacete carece de un de un matadero que era garantía de salud alimentaria y cuya supresión ha supuesto despedir a 7 trabajadores interinos y reubicar a otros 21.

También hizo alusión Sotos al hecho de que el PP ha vuelto a incurrir en una paradoja en esta cuestión, pues hace poco más de un año se realizaron obras de mejora en el Matadero y fue equipado con un crematorio, con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local, con el visto bueno del PP, entonces en la oposición.

Las carnicerías de la ciudad, obligadas a abastecerse en otros municipios

Ramón Sotos también dejó constancia del hecho de que se ha cerrado el servicio sin negociar ni con los trabajadores ni con los usuarios que, tal y como han publicado los medios de comunicación, como consecuencia del cierre del Matadero Municipal ahora se trasladan a los mataderos de otros municipios de la provincia para recibir este servicio.

En este punto, Sotos señaló que lo inteligente habría sido, al menos hasta que una empresa privada se haga cargo del servicio, por lo menos que los trabajadores interinos continuarán prestando este servicio, con lo que no habrían dejado de trabajar y los usuarios no se habrían visto privados del Servicio.

Por último, Ramón Sotos advirtió a Carmen Bayod que la irresponsabilidad de algunos representantes municipales del PP, que han cuestionado en sus declaraciones la viabilidad económica del Matadero va a dificultar que la iniciativa privada se interese en asumir este recurso.

Cada puesto de trabajo suprimido, constituye un drama personal

Seguidamente, el concejal socialista , en relación a la supresión del del IMD, le recordó a la alcaldesa de Albacete, que “cada empleo que se destruye en Albacete, es un drama y una pésima noticia. Hoy, con la aprobación de este punto, se van a materializar cinco dramas personales, que se suman a los de otros tantos trabajadores municipales que ya han sido despedidos, a consecuencia del Plan de Ajuste, tan poco meditado y poco riguroso, que aprobó en solitario el PP”.

Belmonte recordó que “este magnífico Centro de Medicina del Deporte surgió con objeto de que todos los ciudadanos, independientemente de su capacidad económica, pudieran tener acceso a sus servicios, porque el sistema público de salud no los prestaba; aunque claro, en su ideología este concepto solidario seguramente no quepa”.

De ahí que Juan Antonio Belmonte asegurase que “desde el Grupo Municipal Socialista, no podemos apoyar que servicios como éste, tan demandados por los deportistas, se eliminen con el único pretexto de la rentabilidad económica y de la austeridad; la rentabilidad social es otro factor a tener en cuenta; hablamos de igualdad en el acceso a los servicios públicos como una de las obligaciones que deberían ser irrenunciables por las Administraciones, en este caso el Ayuntamiento, en el acceso a la práctica del deporte para todos”.

Por ello, Juan Antonio Belmonte aconsejó a la señora Bayod que “si usted quiere cerrar el , hágalo, pero no lo justifique ante los ciudadanos con afirmaciones que son inciertas y con argumentos poco sólidos, como los propios profesionales afectados le han corregido públicamente en más de una ocasión”.

El edil socialista concluyó su intervención indicando a Carmen Bayod que “aún está a tiempo de rectificar, estudie posibles recolocaciones de los trabajadores afectados por este cierre del servicio de Medicina Deportiva en otras plazas vacantes existentes en el IMD. ¿Por qué se pueden reubicar trabajadores de unos servicios municipales que han sido extinguidos y a otros simplemente se les da la espalda, cuándo aceptan ocupar puestos vacantes, aunque no sean de su categoría profesional y tienen la titulación requerida?”, finalizó.

, responsable del área de Educación en el Grupo Socialista, fue la encargada de recordar a Carmen Bayod y sus concejales las consecuencias del cierre de la , en la que trabajaban 9 profesionales y se prestaba servicio a 56 niños y niñas, con motivo de que el PP llevaba al Pleno la resolución de alegaciones a la modificación del Patronato Municipal de Escuelas Infantiles.

García recordó a la alcaldesa que estas alegaciones, entre las que figuran las presentadas por trabajadores y madres y padres de alumnos de la Escuela Infantil de Campollano, reflejan que que el criterio del PP para suprimir este recurso no es compartido por la ciudadanía.

Nieves García también expuso las razones por las que el PSOE se opone a la supresión del , que hasta la fecha conformaban 20 comedores en los que se atendía a 1.500 niñas y niños y cuya desaparición constituye el despido de cuatro trabajadores y la recolocación de otros 16.

Por último, en la sesión Plenaria celebrada esta mañana, el PP también llevó en el la amortización de la plaza del director de la . Punto en el que la concejala socialista Donelia Roldán planteó al Equipo de Gobierno ‘popular’ que su decisión de desmantelar este servicio ha privado a los inmigrantes que viven en la ciudad del punto de referencia que tenían hasta la fecha, para una atención personalizada, amén del enriquecimiento intercultural que fomentaba la Casa de la Solidaridad.