El portavoz adjunto del Grupo Popular en la Diputación de Albacete, , ha denunciado el doble discurso del socialista , que ya está empezando a ser desmontado incluso por los trabajadores sociales de Albacete, que han firmado un manifiesto donde dan cuenta de las necesidades que atraviesan los colectivos más vulnerables de la provincia.

Estos trabajadores que han firmado un documento titulado “El escaparate de los Servicios Sociales en Castilla-La Mancha: prestaciones sin presupuesto y limosnas”, señalan que el Gobierno regional de Page está muy lejos de prevenir la deriva de las situaciones de riesgo en exclusión social.

“Si a los Servicios Sociales no se les dota de profesionales, prestaciones y recursos suficientes, queda la caridad y la beneficencia para atender a las personas en situación de pobreza, algo que debería estar ya superado hace décadas y que tristemente cada vez está mas presente en nuestra sociedad”, advierten.

Los trabajadores denuncian que la tiene algunos instrumentos que ayudan a las familias a afrontar situaciones de pobreza, pero en el presente año han sufrido una ralentización alarmante: El Ingreso Mínimo de Solidaridad (IMS) cada vez más lejos de parecerse a una Renta Básica tal y como prometía el Gobierno regional, ha sido bloqueado desde septiembre para el acceso a nuevos beneficiarios; y las Ayudas de Emergencia Social (AES) se han quedado tan cortas que aún no se han resuelto y pagado los expedientes presentados en el mes de mayo pasado.

“Esta situación nos dejó durante dos meses con la única opción de tramitar unas ayudas de 150 euros (con un máximo de dos pagos anuales) desde el Plan contra la Pobreza Energética de la Junta, algo que resulta completamente humillante, tanto para las personas en situación de necesidad económica, como para los profesionales de Servicios Sociales Básicos, ya que no deja de ser algo parecido a gestionar limosnas oficiales”, apuntan los trabajadores.

Los trabajadores también apuntan a que crece la brecha entre las personas que residen en municipios pequeños de Castilla-La Mancha y los que viven en ciudades y que en nuestra región, la tasa de pobreza severa es del 7,1%, por encima de la media nacional y añade que un 16,2% de la población se encuentra en situación de exclusión social en nuestra CC.AA.

Por todo ello, los propios trabajadores de la Junta exigen a Page que dote de recursos económicos suficientes a las prestaciones sociales destinadas a paliar situaciones de pobreza o de exclusión social para que puedan ser tramitadas durante todo el año y en una cantidad y cuantía suficientes para ser un instrumento útil a las familias más pobres de Castilla-La Mancha.

Por otro lado, Navarro también trasladó la preocupación del PP ante la negociación en penumbra del PSOE con quienes pretenden romper la unidad de España para formar gobierno en España. “Una situación que no beneficia en nada a Castilla-La Mancha y ante la que los diputados socialistas de Castilla-La Mancha parecen dispuestos a respaldar con su voto en el Congreso”, concluyó el portavoz adjunto del Grupo Popular.