El concejal del PP en , , ha denunciado la Ley de Caza, o “mejor dicho la nueva ley anticaza aprobada por el gobierno Page-Podemos, una ley que no cuenta con el respaldo de ninguna organización de cazadores de la región”.

Juan Manuel Benítez recuerda que “este ataque a la caza de los comunistas y los socialista no es nuevo, pero se ha endurecido desde que gobierna la coalición de perdedores de Page y Podemos; estos últimos se declaran abiertamente anticaza, como nos lo demuestran las palabras del portavoz de Podemos en Castilla-La Mancha, , que los definía como una minoría que se divertían matando, maltratando y masacrando animales, y según ellos, la caza no sirve para controlar de manera efectiva la fauna y las plagas de especies cinegéticas, como la actual plaga de conejos que está asolando nuestros campos”.

“Este comportamiento de los socialistas –dice Benítez- no es nuevo, pues podemos recordar cómo la actual presidenta del PSOE, , siendo ministra, consiguió sacar a más de medio millón de cazadores a la calle con su ley de patrimonio natural, en un ataque sin precedentes al sector de la caza, ataque que le costó el puesto”.

El concejal popular ha advertido que “lo mismo le puede pasar a García-Page con la nueva ley anticaza, sin respaldo de ninguna asociación de cazadores, una ley que prohíbe los aguardos nocturnos, que lleva consigo los problemas para el control de la superpoblación del jabalí, el corzo y otras especies que causan graves daños agrícolas y sanitarios; así como también prohíben la modalidad deportiva de tiro de pichón, o el uso del calibre 22, entre otras”.

Además, de todo esto, la nueva ley anticaza propiciada por los social comunistas Page y Podemos, trata a los cazadores como delincuentes duplicando las sanciones; también perjudica a los ayuntamientos que deberán recoger a los animales asilvestrados, sin indicar el procedimiento para hacerlo.

Por tanto, nos dice el concejal popular que “de nada sirve que a esta nueva ley anticaza se la quiera vender como una ley de carácter social, pues ese carácter social ya lo desmanteló Bono cuando llegó al gobierno, reduciendo de 15 a 3 los cotos sociales”.

Para terminar, Benítez ha insistido en que “desde el PP no entendemos este ataque a la caza, actividad generadora de empleo y riqueza en nuestra región, con más de 100.000 licencias de caza, que factura más de 600 millones de euros, actividad de la que dependen cazadores, taxidermistas, veterinarios, cetreros, hosteleros, entre otros. En definitiva, un engranaje socioeconómico al que se está realizando un ataque directo desde el gobierno Page-Podemos, y que desde el PP no compartimos, ofreciendo todo nuestro apoyo diciendo sí a la caza”.