, Senador y Presidente del de , ha valorado el Pleno que se celebró el miércoles pasado, en el que lo primordial fue “la retirada del Presupuesto 2018 por parte del alcalde socialista, perdedor, un alcalde que es el tahúr de Navalcán, que quiso mantenerle el órdago a IU, un órdago que dura ya más de año y medio, que no quiere escuchar a nadie, e intenta con ocho concejales sobre 21 mantener el sillón; y cuando vio que no tenía los apoyos suficientes, tuvo que dar marcha atrás, aun presumiendo de negociador en el mismo Pleno”.

Bueno ha calificado a como “un alcalde que intenta mantenerse en el sillón, cuando está todo perdido, intentando gobernar por gobernar, cuando realmente no manda en nada, mientras que son sus primos políticos los que sí mandan, y los que le han hecho retirar los presupuestos a última hora”.

Lamenta Bueno que Alberto González no haya querido dialogar con , como ya dijo en una ocasión en un Pleno, “y nosotros sí sabemos lo que es dialogar, pero no diciendo que sí a todo lo que él nos proponga, pues los vecinos de Villarrobledo y el PP están por encima de ese chantaje que vimos en el Pleno, un chantaje de un grupo político como IU a la ciudad de Villarrobledo vía alcalde que no quiere hablar con la oposición, con unas condiciones que el PP no va a consentir”.

Desde el PP, Valentín Bueno, ha dejado claro que “las exigencias que hacen para dar su aprobación al Presupuesto, desde la izquierda radical, son exigencias que no suman para mejorar las necesidades de la población, que no tienen nada que ve con un presupuesto, como es el cumplimiento de la Ley de memoria histórica, o que los consejos municipales están sin crear o sin convocar, o la vigilancia de los contratos, cuando el ayuntamiento tiene personal cualificado para que se haga ese trabajo bien hecho, o que se vigilen las mociones; en definitiva, el alcalde Alberto González termina haciendo siempre lo que quiere, y la única moción de verdad que llevaba la izquierda radical era quitar al PP del gobierno local, y eso el alcalde lo cumplió desde el primer momento, ya que era la premisa de los programas electorales tanto de IU como de SPV. Por tanto, el acuerdo de investidura está cumplido para la izquierda de Villarrobledo”.

Sigue lamentando Bueno las exigencias de la izquierda radical que “no sirven para generar riqueza a Villarrobledo, no sirven para quitar baches, no sirven arreglar el alumbrado, no sirven para quitar impuestos, no sirven para dar más servicios; en definitiva, es un chantaje puro y duro, y no llevan a ningún sitio el futuro de Villarrobledo”.

“Villarrobledo no se merece ese chantaje –dice el Senador Popular-, que está aceptando el alcalde socialista, y a él no le va a afectar mucho; a Alberto González le gusta el conflicto y se mueve en ese barrizal, algo que lo demuestra con sus vaivenes en política; pero eso no va con nuestro pueblo, que no está para otra cosa que no sea crecer, y dice que no al conflicto y a la división”.

Para terminar, Bueno ha lanzado un órdago al alcalde socialista Alberto González, en el que de forma tajante ha afirmado, que “el PP da un cheque en blanco para dar viabilidad al Presupuesto 2018 si el alcalde socialista no acepta los chantajes de la izquierda radical, y por este motivo convoca un Pleno antes del día 7 de mayo para aprobar los Presupuestos Municipales; por eso le pedimos que se lleve el Presupuesto como está, y aunque no sea nuestro presupuesto, le aseguramos que va a ser efectivo, pero sin chantajes; porque el PP es el partido de las personas y es el partido que necesita Villarrobledo para seguir avanzando en el futuro”.