, (ex jugador del Albacete Balompié y del Atlético de y, actualmente, seleccionador nacional de fútbol Sub-17) y (usuaria de Asprona) llegaban al Museo Municipal antes de las 21:30. Ambos ilusionados, emocionados, y hacia los dos tenía palabras de elogio el alcalde de la ciudad, .

El primer edil ha destacado que Carmen es “una mujer apasionada e ilusionada con su Feria, una mujer llena de vitalidad y de energía” y que Santi es “un deportista santo y seña de esta ciudad”.

Los co-protagonistas se han mostrado instantes antes de su gran momento emocionados; para los dos haber sido elegidos ha sido “un orgullo y un honor” y aunque Carmen se pensó en un primer momento decir que no, se alegra (y nosotros) de haber vencido su ‘temor’ inicial.

Santi , un “albaceteño del barrio de la Feria”

Ya desde el balcón del Museo Municipal, en el corazón de Albacete, el corazón ha sido precisamente el protagonista. Primero, cuando ha tomado la palabra Santi Denia como ‘primer pregonero’ de la noche, recordando momentos de esa Feria que es suya y de todos los que amamos esta ciudad:

“Desde que era un crío mi relación con la Feria siempre fue mucho más allá de sus diez días; vivía en aquellas calles próximas a la Feria, y allí conocí a la que ahora es mi mujer” ha señalado, recordando que esas calles fueron también el escenario de su diversión de niño y de sus primeras patadas al balón (con una farola y un árbol cercano haciendo de porterías).

También ha añorado Santi aquellas mañanas de vaquillas (que aún mantiene cada vez que puede), su tradición de visitar las tiendas de los redondeles, los helados de los Rueda…; la devoción por que había en casa (hacia quien ha tenido un emotivo recuerdo dentro de “relato de sentimientos y arraigo por esta ciudad”).

En su memoria, “las noches de cena en la Feria y las panochas de los puestos ambulantes” que servían para calmar el hambre después de esos días intensos. Hablar hoy de la Feria es hoy un privilegio para él, destacando esta “seña de identidad” que es nuestra ‘Septembrina’ y que no debemos perder porque “en la Feria todos podemos disfrutar de todo”.

Declarado “albaceteño y del barrio de la Feria” allá donde va, ha tenido presente a su mentor (también en su día pregonero de la Feria). Se ha declarado “un afortunado por trabajar en la formación de jóvenes al igual que Asprona, jóvenes a los que ha dicho que habla fundamentalmente de valores.

También ha dado su ‘once titular’ de la Feria (simulando precisamente a Ginés Meléndez): “Bajo palos, la visita a la virgen de Los Llanos; en defensa, un chocolate, las vaquillas, montar con la familia en la noria y un aperitivo en cualquier stand de los redondeles; de mediocentros, ir a comer a El Callejón y tomar un mojito con su hermano (con gorro y gafas de sol, indispensable); asistir a alguna corrida de toros (como mediapunta); en la delantera, por una banda comprar boletos en la Tómbola de Caridad; por la otra, comprar algún regalo en los redondeles (como una navaja); y un buen miguelito y volver a casa por el Paseo de la Feria (para tirar a las bolas o echar algún cartón al bingo), como punta de ataque”, ha enumerado.

emociona desde el balcón del Museo Municipal

Y, de nuevo, el corazón presente en las palabras de Carmen Cerrillo, segunda pregonera de esta noche especial que precede a la Feria. Feria que también (y por supuesto) es Asprona que también ha querido tener presente al Maestro Dámaso González:

“La designación de ASPRONA para pregonar la Feria, es un orgullo y un privilegio para los que formamos parte de ella, porque esta Asociación se siente parte importante de Albacete, pues aquí nace y aquí ha ido creciendo y madurando, dando apoyo a las personas con discapacidad intelectual.

La voz que da vida a este Pregón de la Feria sale de mi boca, pero también del corazón de muchas personas que son mi familia y mi gente, con la que comparto cada día ilusiones y esperanzas; compañeros, trabajadores y voluntarios de ASPRONA.

Albacete, su Feria y ASPRONA,…son sus gentes y han ido tomando forma con los pequeños granos de arena que todas las personas, de un modo u otro, han puesto en ellas a lo largo de los años.

Todo aporta. Desde un pequeño roce, hasta el más esmerado de los compromisos. Desde un pequeño guiño, hasta el más templado de los pases…

No puede ser de otra manera. Gracias Maestro, gracias amigo Dámaso, pues dejas mucho hecho por Albacete, por la Feria y también por ASPRONA.

La Feria llega puntual a su cita, al final del verano, siendo una de las señas de identidad más emblemáticas de Albacete.

Es una forma maravillosa de enseñar al mundo la alegría, la capacidad de convivencia y de compartir, por encima de las diferencias” ha proclamado Carmen, con orgullo.

La música con el himno de la ciudad ha puesto el cierre a este primer momento destacado de la Feria 2017 que ya cuenta las horas para volver a brillar.