De esta forma lo ha anunciado el primer edil tras comunicar personalmente la noticia a los premiados, y ha añadido la entrega de estos premios tendrá lugar el próximo martes, 29 de mayo, en el Museo Municipal, coincidiendo con el acto del Día Europeo de la Vecindad, “unos reconocimientos que quieren poner en valor la importancia del movimiento vecinal para la capital, al que desde el Ayuntamiento escuchamos y tenemos en cuenta a la hora de llevar a cabo inversiones y mejoras en las calles de Albacete”.

Más concretamente, el premio a proyectos de innovación de la participación ciudadana busca reconocer proyectos que aporten “un nuevo enfoque de calidad e innovación a favor de la participación y fomento del asociacionismo”, se premia la labor innovadora de las asociaciones con un montante económico que lleva aparejado el galardón de 3.000 euros.

En esta primera edición el reconocimiento es para el proyecto de , destinado a 10 centros educativos con jóvenes de entre 13 y 16 años a los que se ofrecerá información, talleres, actividades de convivencia o visitas al propio Ayuntamiento, ha informado en un comunicado.

Sobre la otra de las categorías de los premios, la que reconoce la ciudadanía y que servirá para poner en valor la labor desarrollada por una persona o una entidad en materia de participación ciudadana, mejora del tejido asociativo y de la calidad de vida de la ciudadanía albaceteña, el alcalde ha anunciado que ha recaído sobre Pepe Garijo, histórico miembro del movimiento vecinal al que le será entregado un galardón de diseño exclusivo que ha realizado el escultor albaceteño Santi Flores que consiste en una escultura que simboliza la participación y un diploma donde figurarán los méritos que se han acreditado para obtenerlos.

El primer edil no ha dejado pasar la ocasión de agradecer tanto a la FAVA, personificada en su presidente, José Reina, como a Pepe Garijo, “su labor incansable de reivindicación y lucha por los derechos de los albaceteños”, un trabajo que da sus frutos gracias a la estrecha colaboración que mantiene el Consistorio con los vecinos y que, sin duda, revierte en mejora de la calidad de vida en Albacete.