De esta forma, y como solicita el tejido empresarial albaceteño —“que está unido en este asunto”, ha dicho— esta fiesta dejaría de celebrarse del 7 al 17 de septiembre para que cada año se moviera en el calendario con el objetivo de que tenga dos fines de semana y, en medio, el día de la Patrona, el 8.

A preguntas de los periodistas por la previsión de negocio para este año, tras el de Feda al que ha acudido la consejera de Economía, Empresas y Empleo, , los empresarios se van a “acercar más bien a los mínimos este año, por las circunstancias especiales de no tener dos fines de semana”.

Si la climatología ayuda, y el consumo se reactiva, ha planteado el presidente de la patronal albaceteña, “podremos llegar a los 65 millones de euros” como cifra de negocio en estos diez días, pero “necesitamos los dos fines de semana” los empresarios “de todos los sectores”.

“Una consulta popular vendría bien” para tomar una decisión sobre ese tema y “los empresarios la aceptaríamos”, aunque el resultado, ha dejado claro Artemio Pérez, fuera mantener la celebración del 7 al 17 de septiembre.

Tras el Comité Ejecutivo celebrado en la sede de la Confederación, los empresarios y la consejera Franco se han trasladado al recinto ferial para participar en el tradicional Vino de Honor con el que se inaugura la caseta ferial de Feda.