Ballesteros aseguró que los “populares” albaceteños están orgullosos de haber trabajado con él, y definió a Suárez Illana como “una extraordinaria persona que se ha dedicado a los intereses de Castilla-La Mancha” desde que fue proclamado candidato hace ahora poco más de un año.

Para Atanasio Ballesteros, independientemente de que se comparta o no la decisión de Suárez Illana, éste “ha asumido su responsabilidad derivada de las elecciones en forma de dimisión” y reiteró que ha hecho “un trabajo digno de admiración” tanto en la campaña electoral como en la precampaña.

ALGUNO PUEDE SENTIRSE DEFRAUDADO

Aunque el presidente del PP en Albacete reconoció que la retirada de Suárez Illana podría hacer que algunos votantes del Partido Popular se sientan defraudados, aseguró que “yo soy votante del PP y no me siento defraudado”.

Respecto a las razones de la decisión, Ballesteros apuntó que “yo les puedo jurar que no he estado en la decisión” y aseguró desconocer si el motivo está en que él hubiera exigido ser presidente del PP en Castilla-La Mancha. También puso en duda que Suárez Illana le hubiera hecho esa petición a José María Aznar, “no estuve en esa reunión, pero nunca le ha pedido esto a Aznar y creo que fue a darle a conocer su decisión”, agregó.

“UNAS VECES SE GANA Y OTRAS SE PIERDE”

“Ahora queda un partido que va a seguir trabajando y que garantiza, al margen de las personas, la defensa de los intereses de los albaceteños”, apuntó Atanasio Ballesteros, quien añadió que “hay buenos y malos momentos”, pero “no hay que rasgarse las vestiduras” cuando se sufre una derrota electoral, porque esto es la democracia, “unas veces se gana y otras se pierde”.

Por otra parte, el presidente del PP en Albacete confirmó que la renuncia de Suárez a tomar posesión de su escaño como número uno por la provincia de Albacete, supondrá que la número cinco de la candidatura, Pilar del Olmo, asuma el escaño vacante.

CONTINUARÁ COMO PRESIDENTE

En relación a la situación del Partido Popular en Albacete, Ballesteros afirmó que “este presidente, pese a quien pese, va a seguir trabajando con ahínco como lo ha venido haciendo hasta ahora, porque creemos estar haciendo lo mejor y porque tenemos vocación de gobierno”, aunque algunos militantes hayan expresado su disconformidad con la dirección provincial.

“Hay momentos en política y quien es demócrata debe esperar su momento”, dijo, y emplazo a los “críticos” a esperar a que se celebre el Congreso Provincial para que sean los militantes quienes tomen la decisión. “Si no me pasa nada o tengo otra circunstancia personal, ya anuncio que tengo la intención de seguir trabajando por el proyecto del PP desde la dirección provincial y me someteré lógicamente, aceptando lo que ocurra, a un congreso”, dijo.

PIDE RESPETO AL PSOE

Atanasio Ballesteros aprovechó para pedir respeto al PSOE en un momento difícil para el Partido Popular de la región. “No es bueno hacer leña del árbol caído, ni sacar la pata de banco”, dijo y añadió que las organizaciones políticas deben respetarse, al tiempo que recordó que dentro de los partidos plurales hay opiniones diversas y momentos políticos que se ponen de manifiesto en los congresos.

En este sentido, y respecto a las declaraciones hechas por el vicepresidente regional, José María Barreda tras conocerse la renuncia de Suárez, Atanasio Ballesteros afirmó que “habló quien más tiene que callar”.