El diputado regional del Grupo Parlamentario en las Cortes de -La Mancha, , ha lamentado hoy que “uno de los logros de los 100 primeros días del Gobierno de es la sistemática subida de las listas de espera sanitarias en los hospitales de nuestra región”, ya que, desde que tomará posesión, se han incrementado en 8.619 pacientes.

Así lo ha explicado en rueda de prensa en las Cortes Regionales, donde ha subrayado que las listas de espera sanitarias aumentan por tercer mes consecutivo y se ha referido especialmente a la lista de espera quirúrgica, donde “el dato es aun más alarmante”, puesto que desde que Page es presidente hay 3.606 pacientes más esperando para ser operados y, solo en los últimos tres meses, ha aumentado en 703 pacientes.

Unos datos que son especialmente llamativos en el , donde hay 4.760 pacientes esperando más de 6 meses para ser operados, lo que supone el 51,5 por ciento de los que están en esta lista de espera; o en el , donde se ha duplicado el tiempo de espera desde que Page es presidente de Castilla-La Mancha.

Para Moreno Moya, “estos son solo algunos ejemplos de cómo está maltratando García-Page a los pacientes de nuestra región. Tiempos de espera desmesurados, aumentos de listas de espera que no se pueden contener y, eso sí, comunicados utocomplacientes que es lo único que saben hacer en la Consejería de Sanidad, tras configurar el mayor organigrama político de la historia de la región en esta consejería”, lo que ha tenido unos resultados muy poco halagüeños.

En este sentido, ha explicado que “en la primera comparecencia del consejero en la Comisión de Sanidad le pregunté sobre este asunto de la lista de espera y me dijo que no pensaban tomar ninguna medida excepcional, porque lo estaban haciendo muy bien”, rechazando además el ofrecimiento del , a través de su presidente regional , para llegar a un acuerdo con el fin de hacer un plan específico de reducción de listas de espera en nuestra región.

Por último, ha denunciado que el también está maltratando a los profesionales sanitarios y ha puesto el ejemplo de la comida que se llevó ayer al personal sanitario de guardia en un hospital de Albacete, con un aspecto muy poco apetecible y acompaña de pan totalmente duro.