Se trata de talleres que están funcionando muy positivamente y que hacen cambiar a los casi 4.000 adolescentes (de cursos que van desde 2º E.S.O. hasta 1º de Bachiller) que han asistido a estas charlas dinámicas en las que, tal y como ha explicado la coordinadora del programa (), se va llegando a conclusiones:

“Empezamos analizando cómo construimos nuestra identidad como hombres y como mujeres y cómo hay diferencias con respecto a eso en las construcción en la sexualidad y luego vamos avanzando a cómo en la adolescencia empezamos a relacionarnos y a tener pareja… vemos cómo nos sentimos, qué pasa cuando tenemos celos y cómo reaccionamos ante ellos, cómo los gestionamos… y un poco en esa línea”, ha manifestado.

Talleres en los que “los jóvenes se dan cuenta de que cosas sutiles también son violentas”

La finalidad de este tipo de talleres es la de contribuir a dar un paso más allá en el fomento de las relaciones positivas; lograr que que los jóvenes sean conscientes de realidades peligrosas en las que quizá no reparaban en su día a día:

“Empiezan a ser conscientes de que ese tipo de situaciones sibilinas, sutiles, que tienen que ver con el control, con los celos… con esas cosas que ellos no valoraban como si fuese algo negativo, de repente empiezan a darse cuenta de que esas cosas tan sutiles son las que nos pueden llevar a relaciones más tóxicas y que pueden desencadenar en situaciones de muchísima mayor violencia; se dan cuenta de que cosas sutiles también son violentas”, ha afirmado Ana sobre la experiencia que han tenido en los diferentes talleres impartidos durante estos meses pasados.

Araceli Martínez: “Hay que insistir en la importancia que tiene la educación en los valores de la igualdad no sólo para construir una sociedad más igualitaria, sino también para contribuir a erradicar la violencia de género en cualquiera de sus manifestaciones”

El programa ‘Quiéreme bien’ se ha desarrollado desde hace tiempo en la provincia y la capital de Albacete con grandes resultados. La directora del la Mujer de Castilla-La Mancha, Araceli Martínez, ha explicado que al haber sufrido un frenazo dicho programa en la capital albaceteña “por decisiones municipales”, de la Mujer ha querido apostar por la iniciativa y hacerla crecer llevándola también a jóvenes de otros puntos de la región.

‘Quiéreme bien’ se ha desarrollado junto a un segundo programa denominado ‘Yo me cuido’ por parte de ‘Asexórate’ mediante el convenio suscrito entre ésta y el Instituto de la Mujer en el que se reflejan claros objetivos comunes:

“Por una parte, insistir en la importancia que tiene la educación en los valores de la igualdad no sólo para construir una sociedad más igualitaria, sino también para contribuir a erradicar la violencia de género en cualquiera de sus manifestaciones (también las violencias sexuales) y, para ello, la construcción de una relación afectivo-sexual resulta fundamental”, ha señalado Araceli Martínez.

El Instituto de la Mujer ha puesto especial atención en la necesidad de trabajar en los municipios rurales donde, tal y como ha manifestado Araceli Martínez, a muchas mujeres a la del género se le suma una segunda dificultad para poder acceder a determinados recursos y servicios. Por eso es importante que ‘Quiéreme bien’ haya llevado a 14 localidades de la provincia de Albacete y unas 12 de la de Guadalajara, donde se ha podido llegar con este mensaje de igualdad a un gran número de alumnado.

Empoderar a las mujeres y trabajar en nuevas masculinidades

La directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha ha subrayado también la importancia de otras iniciativas puestas en marcha en la región, como la dedicada a los autocuidados de la mujer:

“En tantas ocasiones las mujeres están tan sobrecargadas de trabajo (tanto por la tareas que realizan fuera de casa como por las de cuidado de hogar que realizan dentro), que pierden su propia autoestima, de modo que trabajar con las mujeres en su empoderamiento es fundamental también para construir esa sociedad más igualitaria; y ese cuidado también se dirige a las abuelas, que muchas veces son las encargadas de cuidar de sus nietos y nietas y que también deben sentirse autoafirmadas y valiosas para contrubuir al mensaje que entre todos queremos lanzar a la sociedad”, ha detallado.

El objetivo es empoderar a las mujeres y trabajar también en las nuevas masculinidades: “Para seguir avanzando en igualdad, las mujeres tenemos que tomar conciencia de los obstáculos que seguimos encontrando en nuestra sociedad para una igualdad plena y efectiva, pero es preciso también que los hombres renuncien también a algunos privilegios que la sociedad patriarcal les otorga y, para ello, fomentar las nuevas masculinidades y tener a referentes masculinos en los cuales se puedan ver reflejados los chicos es indispensable”, ha subrayado Araceli Martínez.

El deseo es seguir trabajando con Asexórate en este tipo de programas y poder llevarlo a más puntos de Castilla-La Mancha, incluso reforzándolo con otros que se dirijan a distintos enfoques con los que también el Instituto de la Mujer quiere seguir provocando el cambio que la sociedad precisa en este reto común.

Son más de 300 las intervenciones que se realizan durante el curso escolar en centros educativos de toda la región y que benefician a unos 20.000 alumnos y alumnas y otros miembros de la comunidad educativa.