El delegado provincial de la Junta de Comunidades en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, se ha reunido con el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Manuel Miranda, para hacer balance de lo que ha sido la campaña forestal en materia de incendios durante este verano que, en este caso, se puede calificar de ‘tranquilo’.

Así, el delegado ha recopilado que “han sido 101 las actuaciones que ha habido que tener en cuenta hasta el momento en este ejercicio 2015 (94 consideradas conatos), con una superficie quemada de 67 hectáreas (6, de zona arbolada)”.

En 2014, fueron 111 los siniestros que en esta materia hubo que atender, por lo que se puede decir que han sido unos años “bastante buenos”, como ha apuntado el propio Ruiz Santos, que explicaba también que “en el último decenio, ha habido una media de 345 siniestros y 788 hectáreas quemadas”. Unos datos que serían imposibles sin los recursos humanos que han trabajado por conseguirlos: “Casi 500 personas (que han hecho grandes labores también en materia de detección”, ha apuntado Manuel Miranda.

Este año “más actuaciones dentro que fuera de nuestro territorio”

Destacable este año, sobre todo, la coordinación entre instituciones y Comunidades Autónomas, con las que nuestros efectivos también han trabajado porque, tal y como ha señalado el director general de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, “hemos colaborado con otras regiones (como no puede ser de otra manera porque en extinción de incendios no hay fronteras) enviando efectivos y medios, por ejemplo, al incendio tan importante que hubo en la Sierra de Gata (Cáceres), en Cieza y, dentro de nuestra propia región, en Toledo; por lo que, este año, las actuaciones más relevantes han sido más fuera de la provincia que dentro”.

Entre las principales causas de esa mayoría de conatos o incendios ha habido, esta vez, unos claros protagonistas: “Los rayos, porque hemos tenido una época muy tormentosa sobre todo en agosto”, ha explicado Miranda.

El deseo, ahora, es trabajar poco en ampliar medios tras unos años en los que se han ido viendo mermados porque, según el propio director general, “la previsión es reforzar el operativo que, en años anteriores, se ha visto mermado en personal y medios; queremos estar prevenidos para un posible problema importante”.