El dato lo ha confirmado el delegado de la Junta de Comunidades en Albacete, , que además ha recordado que los afectados disponen de 15 días para tramitar sus quejas y reclamaciones.

Ruiz Santos también ha señalado esta franquicia solo tenía una sede en Castilla-La Mancha y que corresponde a la de Albacete, y que por el momento se desconoce el número total de pacientes afectados.

Desde la Junta han remitido además a todos los reclamantes al informe de la , Seguridad Alimentaria y Nutrición, que recoge una serie de medidas a adoptar.

Entre ellas, destaca la presentación de una reclamación por escrito ante la clínica en las que se esté llevando a cabo los tratamientos odontológicos, al ser posible mediante buro-fax; solicitar a la clínica los historiales mediante algún medio fehaciente y, en el caso de no obtener respuesta a esta solicitud, ejercer sus derechos ante la (AEPD), por restringir su derecho de acceso a datos personales.

También se recomienda presentar una reclamación ante las autoridades de consumo en el caso de vulneración de los derechos como consumidor de la Comunidad Autónoma en la que resida el afectado, en este caso en Castilla-La Mancha.