Durante la mañana del 8 de julio daba el pistoletazo de salida el proyecto financiado por la y el Fondo Social Europeo: “Activación hacia el empleo joven: destrucción de información de archivos digitales”.

Un proyecto que tiene como objetivo principal reforzar la empleabilidad de seis jóvenes con trastorno mental, trastorno generalizado del desarrollo o del espectro del autismo.

Estos jóvenes que han empezado ya su formación, se encuentran en edades comprendidas entre los 16 y los 29 años y están inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil en condición de beneficiarios

Hasta la inauguración se ha desplazado , Director de división de Formación y Consultoría en Cuenca, el cual afirmaba que van a unir todas las piezas necesarias para que los alumnos salgan lo mejor preparados posible y así afrontar en el mundo laboral las posibilidades que vayan surgiendo de ahora en adelante.

Por su parte, la presidenta de la , , animaba a los alumnos a transmitir sus impresiones a técnicos y docentes por si fuera necesario rediseñar algún aspecto para que este curso les sea de utilidad. Asimismo, Paula Pastor, técnica del proyecto, aseguraba que por el perfil tan heterogéneo del grupo hay que adaptar la metodología de la parte individual a cada alumno. En cuanto a la parte de formación específica, indicaba que debe ser “muy práctica, nada repetitiva y que no les conlleve una concentración excesiva a nivel de escucha activa”. Añadía y recalcaba la importancia de que sea todo muy dinámico y utilizando distintos tonos de voz para que ellos se reactiven.

Este proyecto constará de un total de 325 horas: 95 de intervención individual, 150 de desarrollo de capacidades y competencias grupales y 80 de desarrollo de competencias para la empleabilidad.

Al finalizar la formación, los alumnos tendrán competencias y conocimientos para desarrollar desmontado de equipos y sistemas de almacenaje de información digital y destrucción de información almacenada en dispositivos digitales.