El vicepresidente del , Juan Gabriel Callejo Carrillo, fue el encargado de recoger anoche uno de los premios de la XV edición de las Mejores Iniciativas de la Farmacia 2016, que ha otorgado Correo Farmacéutico al proyecto de Atención Farmacéutica y a Pacientes de Parkinson desarrollado por el COF en farmacias comunitarias dentro del apartado de Atención Farmacéutica y Educación Sanitaria, en un acto multitudinario que contó con la asistencia de más de 600 personas del mundo sanitario y de la farmacia de todo el país.

El objetivo de estos premios es reconocer ideas, programas y experiencias, “aunque sólo una muestra de todas las iniciativas generadas por la farmacia en 2016”, tal y como explicó Carmen Fernández, directora de Correo Farmacéutico.

Las más de 100 iniciativas premiadas en la gala celebrada ayer tarde en los Teatros del Canal de Madrid, en opinión de Fernández, son un ejemplo “del empuje de este sector que, con gran capacidad de adaptación y de inventiva, está haciendo frente a todas las dificultades, desde las bajadas de precios de los medicamentos, a los impagos que todavía se dan en algunas comunidades autónomas y la desviación de la dispensación de nuevos fármacos, innovadores, al ámbito hospitalario”.

En el mes de marzo del año pasado, la Junta de decidió, conjuntamente con las cinco asociaciones de enfermos de párkinson de la provincia de Albacete (Albacete, , , La Roda y Villarrobledo), impulsar la puesta en marcha de este proyecto de seguimiento farmacoterapéutico de este colectivo de enfermos, un proyecto que además cuenta con la colaboración de la Diputación Provincial de Albacete.

El objetivo de esta iniciativa no es otro que mejorar la calidad de vida de los enfermos de párkinson, fomentando el consejo farmacéutico a estos pacientes y sus cuidadores, mejorando así la adherencia a sus tratamientos y el control de efectos adversos.

Este proyecto, que comenzó en el mes de marzo, y todavía no ha concluido, consiste en ofrecer el a pacientes de párkinson en la farmacia comunitaria a lo largo de un año. Durante ese tiempo, el farmacéutico programa cinco entrevistas con el paciente (inicial, al mes, a los tres meses, a los seis, a los nueve y a los 12) para realizar el seguimiento farmacoterapéutico. En concreto, se realiza un control de los síntomas motores y no motores; se evalúa la actitud del paciente frente a su medicación y enfermedad; la calidad de vida y si hay síntomas de depresión, entre otros.

Asimismo, con carácter previo al inicio del programa, el COF ofreció a los farmacéuticos participantes la formación teórica y práctica necesaria para actualizar sus conocimientos sobre la enfermedad de Parkinson.